Bitácora de Isabel Huete

SOLIDARIDAD CON HAITÍ

SOLIDARIDAD CON HAITÍ
PINCHA EN LA IMAGEN Y SI TE INTERESA MANDA TU COLABORACION A diointer@wanadoo.es (copia y pega la dirección de e-mail)

03 septiembre 2009

De cuentos y cuentos

Me han publicado un cuentito en el número de septiembre de la revista Agitadoras y podéis leerlo si pincháis aquí. Espero que os guste.

La vida es un cuento contado con mucho cuento... ¿o no?

Desde el momento en el que todo lo que nos acontece lo percibimos de forma totalmente subjetiva, con una visión distorsionada aunque no menos real de como lo perciben otros, deberíamos concluir que nada es como es ni se parece a lo que es. Ante un mismo hecho, se activa en mí una parte del cerebro que casi nunca es exactamente la misma que se activa en los que lo están viviendo conmigo. Si miro una flor hermosa, siento un deleite que nunca será igual al que siente otro, si es que lo siente, y cuando lo cuente a quien quiera escucharlo sólo podré expresar mi sensación pero nunca conseguiré definir con objetividad la belleza de la flor, si es que la tiene y no es sólo una fantasía mía, un querer verla bella sin serlo. Es en ese sentido en el que considero que contamos la vida con mucho cuento, porque nunca las cosas son como son sino como cada uno las percibimos. Si no fuera así, si todos viéramos las cosas desde la misma óptica, en su esencia perfecta y sin edulcorantes ni desvaríos, no sólo sería muy aburrido sino que, además, nada nuevo podríamos aprender, nada nuevo nos podrían enseñar, nada tendría razón de ser discutido, no habría desacuerdo ni oposición. La vida sería un asco porque carecería de su dosis necesaria de emoción, ilusión y/o fantasía.

Fotografía de Isabel Huete/09

Deleite y poesía

15 comentarios:

Adu dijo...

Las flores lloran, Isabelita. Las flores lloran.
Vamos a reirnos.

Adu dijo...

Y ahora, ya después de leer tu cuento, te digo: que las flores lloren si quieren, que tú y yo tenemos muchos ovarios.
Salud y Poesía.

Isabel Huete dijo...

Adu, gracias por lo de los ovarios, que sí, que tenemos la suerte de tenerlos, pero el cuento no es realmente autobiográfico aunque sí expresa sentimientos muy míos.
¡Y que lloren las flores si quieren!
Nosotras a reír.
Besos, mi niña.

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

Salud, poesía y belleza. Qué bonito. Besos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Es lo que tiene vivir, que sólo hay perspectivas.
Besos.

Antònia Pons Valldosera dijo...

Querida Isabel, eres una escritora maravillosa. He sentido el aire de la libertad de tu mano.
¡Qué relato tan precioso y cuánto de ti hay en el!
Eres una valiente.
Besos.

El Ente dijo...

Poesía, aire y que arte tienes hija mía!!!!!!!!

besos hermosa!!!

SILVIA dijo...

Querida Isabel.... PRECIOSO CUENTO!!!
No me extraña que lo hayan publicado, es precioso. Me he sentido tan reflejada en tantas de las cosas que en él narras.... Volver a comenzar partiendo de cero, con tan sólo unos pocos recuerdos y una caja de cartón con las pocas cosas materiales que pudimos rescatar.
Ahora, y en esto coincido plenamente con Adu, nos toca reír. Asi que... A descojonarnos hermana, que ya se lloró bastante. Repito: PRECIOSO CUENTO AMIGA.
Mil besitos!!!

Merche Pallarés dijo...

¡Precioso el cuento, querida Isa! y ¡enhorabuena porque te lo hayan publicado! Me ha gustado mucho. Sencillo, real y muy tierno. Besotes, M.

mojadopapel dijo...

Independientemente de la fina ironía en todo lo que escribes, eres tierna y natural como tú misma.Me encantas.

RDT dijo...

Arte y puro arte de tus manos, magnifico relato, te dejo mi ella Isabel, me gusto, un abrazo fuerte, roger

BIPOLAR dijo...

tu cuento: jo, uf, ay, buf
tu entrada: muy muy especial

mis entendederas: leí pagar a palazos en vez de a plazos. La verdad es que los préstamos están de asustar.

Fermín Gámez dijo...

Es que la vida es cuento. Antes de que se inventara incluso la escritura.

Entonces la tradición oral creaba verdaderas maravillas que se han perdido... quizás o quizás no.

Pilar dijo...

¡Joder! Perdona que empiece así mi comentario, soy taquera, y para mí este taco representa admiración en este caso.
me he leído la soledad de tu libro. Sabes lo que gusta cuando leo un libro, un artículo...lo que sea, pues después de haberlo leído haber sentido que estaba en ese pisito de 30 metros cuadrados, me parecía haber compartido esa primera noche y todo...
Sabes lo que he pensado, por qué cuando uno vive en pareja, a pesar de quererse incluso, no puede oír la música que quiere, no puede volver a ver la película aquella que tanto le gustaba...En fin, a veces la vida es así, hay que estar solos para estar a gusto. No sé, es difícil
Un beso muy fuerte, Isabel.

Little Princess dijo...

Me gusta el blog.
Voy a seguir leyendote
Sds,

FOTOLIA