Bitácora de Isabel Huete

SOLIDARIDAD CON HAITÍ

SOLIDARIDAD CON HAITÍ
PINCHA EN LA IMAGEN Y SI TE INTERESA MANDA TU COLABORACION A diointer@wanadoo.es (copia y pega la dirección de e-mail)

28 diciembre 2008

Minimalismo grandioso

Fondo de pantalla de mi ordenador (una de las imágenes incluídas en el sistema)

La muestro porque me parece fascinante, ¿o no?

Fascinación y poesía.

27 diciembre 2008

Noche


(Foto de autor/a desconocido/a retocada por I.Huete)



UNA NOCHE MÁS RECONSTRUYENDO EL PASO DEL TIEMPO


Noche y poesía.

26 diciembre 2008

No todo es de color rosa


Las ardillas se asomaron a la ventana para contar
un sueño que el vacío les robó.
Nadie bajo la oscura capa de hormigas
osó mover un músculo.
Un árbol tiñó su sombra de carmesí y secó
las flores que inquietas retozaban.
El pájaro cantó afónico una melodía
dedicada a la quietud del viento.
La gota de lluvia saltó de rama en rama hasta evaporarse
sin llegar a caer sobre el helado manto de hierba
ennegrecida por el fuego que una estúpida mano prendió.
El zorro salió de su guarida al olisquear la sangre que brotaba
de las fuentes abiertas a la furia del rayo.

La niña no pensaba, sólo intuía la catástrofe.


Salvarnos y poesía.

24 diciembre 2008

Una casita en el agua

FELIZ NAVIDAD



FELIZ 2009


En ese rincón de ensueño soñaré que me me refugio esta Navidad, ¿alguien quiere acompañarme? Prometo conversaciones al calor de la lumbre, serenatas de grillos y buhos bajo la luna, desayuno con café y panecillos tiernos, paseos en barca por el día y buen vino al anochecer.
Y mucho cariño para las buenas gentes.

La mejor soledad es la que no se desea.


Deseos y poesía.

22 diciembre 2008

Conchita


Me cruzaba con ella casi todos los días, bien cuando bajaba las escaleras andando y coincidíamos en el descansillo o bien en el portal o en las calles del barrio. Era menuda, extremadamente delgada y vestía siempre de negro; el mismo chaquetón en cualquier estación del año, hiciera frío o calor, y como calzado unas deportivas con calcetines blancos que asomaban unos centímetro bajo el borde de la falda. El pelo cano, largo y despeinado. Caminaba encogida con las manos sujetando el cuello del abrigo o, a veces, apretando un chal gris que le envolvía los hombros de forma descuidada. Nunca hablé con ella durante los trece años que llevo viviendo en esta casa salvo cuando nos cruzábamos e intercambiábamos saludos. Ella siempre se adelantaba al mío:

- Que tenga usted un buen día- decía. Las mismas palabras en cada encuentro.
- Igual le digo- respondía casi siempre yo.


Paseaba sola por la calle, sin apenas levantar la mirada del suelo. No sé dónde iba, qué lugares visitaba si es que visitaba alguno. Nunca la vi con una bolsa de la compra o de regalos ni acompañada de nadie; nunca me la crucé en el mercado, ni en la farmacia, ni en ninguna tienda del barrio; nunca la vi caminar a ritmo distinto del que llevaba siempre, ni sonreír, ni fruncir el ceño. Las únicas veces que le vi acalorarse fue en las reuniones mensuales de vecinos que se celebran en el amplio portal de la casa y no porque yo haya acudido alguna vez sino porque era inevitable darse de bruces con ellas al entrar o salir del portal. En el corto trayecto hacia el ascensor era a ella a la que siempre oía protestar con esa vocecilla rebelde con la que algunas ancianas intentan ser escuchadas y hacerse respetar. No sé qué edad tenía, pero no creo que sobrepasara los 75 años.

Hace cinco días escuché cierto barullo bajo mi balcón y a continuación el sonido de varias sirenas. Cuando por curiosidad me asomé, estaba el SAMUR montando un pequeño hospital de campaña para atender a alguien que supuse era un herido y que estaba siendo asistido en primera instancia con masajes cardiacos dentro de una ambulancia. La puerta estaba abierta y desde mi posición sólo pude ver unas manos apretando rítmicamente el tórax de una persona y unos pies que asomaban por debajo de una manta vestidos con zapatos negros y calcetines blancos, dejando entrever tan sólo unos centímetros de las piernas, de piel blanquísima. Una mujer solitaria, que creí era mi vecina, miraba desde la acera con los brazos cruzados sobre el pecho.
La gente empezó a arremolinarse hasta conseguir que aquello pareciera un circo a pesar de las dos parejas de la policía que habían cortado el tramo de calle por ambos lados y de la cohorte de sanitarios que acompañaban a las ambulancias. La escena me empezó a parecer de película de serie B (de las peores) y me volví a meter dentro de casa cerrando a cal y canto el balcón. Me angustié ante la situación desgraciada del enfermo, o herido, y me cabreé por la falta de respeto del público. Eran las 11:10 de la mañana.

Veinte minutos más tarde salía a la calle para coger el metro y el espectáculo seguía con la misma intensidad, pero me alejé sin mirar hacia atrás. Mientras hice los recados correspondientes me olvidé del asunto, pero cuando volví a casa a las 14:30 la escena resultó aún más macabra: las ambulancias ya no estaban pero la policía seguía cortando la calle, y un cuerpo sin vida estaba tendido sobre la acera cubierto de papel (o plástico) dorado, refulgiendo como una alargada roca de oro bajo los rayos del sol. Junto al cuerpo estaba de pie, sola, la mujer a la cual confundí con mi vecina. Se parecían tanto que pensé que quizá fuese su hermana gemela, incluso sus vestimentas apenas se diferenciaban.
La situación me pareció tan alucinante que me acerqué a un policía para preguntarle si aquel cuerpo era el mismo que había estado atendiendo el SAMUR hacía más de tres horas. La respuesta fue afirmativa.

- ¿Pero cómo es posible que siga el cuerpo ahí tirado enmedio de la acera? - Todavía no hemos conseguido que venga el juez para hacer el levantamiento del cadáver...
- ¿Pero han insistido?

Su gesto fue una respuesta contundente que no requería ser expresada con palabras. No quise saber más pero las maldiciones me estallaron en la cabeza como una bomba de neutrones. En la escalerilla del portal me encontré a otro vecino que hace las funciones de portero de vez en cuando y le pregunté qué había pasado.


- Es Conchita, la vecina del 4º E, que le ha dado un infarto cuando salía a pasear con su hermana.


¡Hostias, hostias, hostias! Conchita... Acababa de conocer su nombre y también comprendí la confusión con su hermana, a la que nunca antes había visto ni sola ni acompañándola. Como en una escena medieval, como una Juana La Loca velando con la mirada perdida el cuerpo de su amado Felipe El Hermoso, la también anciana hermana estaba de pie y al pie del cuerpo de Conchita desde hacía tres horas soportando bajo el frío invernal el vergonzoso e inexplicable retraso de un maldito juez.


Pensé en la enorme suerte que tuvo mi madre al haber podido morir con dignidad y pedí perdón a Conchita, la sin nombre hasta aquellos momentos, por formar parte de esta jauría de seres sin alma, de funcionarios sin vergüenza, de consentidos a sueldo. El frío de la vida cayendo sobre el frío de la muerte, y junto a ambos, el dolor de una hermana abandonada también al frío y a su suerte en plena calle Amor de Dios de Madrid, mi calle. Ni una queja ante tanta falta de respeto, ante tanto desprecio.

Una estrella más a la que mirar en la noche.

A Conchita, mi vecina, que seguro que también era poesía.


20 diciembre 2008

Caruso by Pavarotti




La más bella canción que más me ha emocionado desde que la escuché por primera vez años ha.

Hoy se la dedico a todas mis queridas blogueras y blogueros.

Música y poesía.

18 diciembre 2008

DOSCIENTAS DOS

Cielo de Madrd (Isabel Huete, 2008)


Doscientas dos entradas... (202)...

Creo que ya he alcanzado la adolescencia...
La madurez la lograré a las quinientas...
Y después me negaré a seguir creciendo...

Mejor me quedo como estoy en ésta, que es la 203...

Edad y poesía.

17 diciembre 2008

Javier Marías, crítico de blogs

Levantarse cuando las calles aún no han sido puestas para quitar el coche de la zona de carga y descarga y volver a aparcarlo bien tiene su mérito y, sobre todo, permite dedicar esos minutillos robados al amanecer a comentar algo en el blog. Quizá debería aparcarlo mal todos los días para obligarme a dar el madrugón y aprovechar más el día, pero creo que va a ser que no porque apenas utilizo el coche en la ciudad ya sea por cuestión de economía, de ahorrarme el desagradable tiempo que he de dedicar a buscar aparcamiento o por conciencia ecológica. Así que hoy ha sido una excepción que voy a intentar aprovechar lo más que pueda.

Ya me metí una vez con un artículo de Javier Marías, en aquella ocasión con el cabreo consiguiente por el menosprecio que mostraba por la forma de vestir de la gente en verano. En esta ocasión voy a evitar cabrearme porque creo que no vale la pena ya que las tontunas que este grandísimo escritor vierte en su último artículo en el Dominical de El País del pasado domingo acerca del contenido de los blogs y de quienes están detrás de ellos no merecen otra cosa que la conmiseración hacia el ignorante.

Javier Marías, que se reconoce no usuario de Internet, incluso tampoco del ordenador para escribir sus libros (lo hace en máquina de escribir y, encima, ha removido Roma con Santiago para encontrar una nueva de la marca X que siempre ha utilizado), utiliza una entrada "casual" en la red, en no recuerdo dónde, supuestamente para hacerse una idea de qué se cuece en la comunidad virtual.

No sé en qué páginas entraría ni a qué amigos y/o enemigos visitaría, pero pareciera que el cursor le llevó a una suerte de comunidad endemoniada, de seres de bajos fondos y actitudes matoniles. Quizá, me temo, sólo se dedicó a husmear entre los nombres más relevantes de la literatura actual, tan proclives ellos (sobre todo ellos, lo siento) al navajeo y al
vitupereo contra el resto de su casta de intocables.

Es una pena que este hombre, al que admiro como escritor de novelas, sea tan poco ecuánime a la hora de opinar y valorar al resto de seres terrenales, generalizando de manera infantil los errores en los que unos pocos puedan incurrir (humanos, por otro lado) y siempre afeando toda forma de actuación de hasta los más humildes de los mortales. Y resulta también curioso que menosprecie la libre opinión que otros puedan tener a través de sus blogs tachándoles de criticones, malpensados, rabiosos y cabreados, cuando la suya todos los domingos en El País Semanal es tan similar a la entrada de un blog y de contenidos tan destructivos como pueda ser la de los demás. Claro, que así se libra de que otros le puedan replicar de forma inmediata y afear su conducta, cosa esta que a él le parece reprobable e incomprensible en el mundo de la blogosfera. Ser crítico sin recibir críticas es realmente cómodo y su acomodo en esa impunidad no le hace más libre sino más prisionero de su miedo a ser contestado.

Yo le invitaría a visitar nuestra pequeña comunidad, tan llena de gente educada, sensible, respetuosa comprensiva, inteligente, sabia y cariñosa, y eso sólo por citar algunos de los adjetivos que me vienen a la cabeza de golpe porque podría llenar páginas hablando del buen hacer de mis queridos/as opinadores, virtuales unos y otros no tanto. Aunque también me temo que dada su actitud despectiva hacia el género humano sus adjetivos hacia nosotros serían de otro calibre.
No quisiera pensar que el éxito sea la causa de tanta tontuna, más bien me inclino por la creencia de que carencias de otro tipo le incitan a proyectar en los demás lo que no sabe apreciar en sí mismo, o no puede, o no quiere. ¡Qué pena!

Si alguien no ha leído el artículo al que hago referencia y está interesado/a en saber más, aquí dejo el enlace:

http://www.elpais.com/articulo/portada/region/ocultamente/furibunda/elpepusoceps/20081214elpepspor_2/Tes

(Si en la página saliera error al pincharla -a mí me sale-, ir a El País y buscar El País Semanal: no tiene pérdida)

Blogosfera y poesía

14 diciembre 2008

Nieve, fuego, agua


Pasan los días a ritmo vertiginoso y con el vértigo del paso del tiempo asoman los oficios del invierno: el frío, el viento, el agua, la nieve y los tuétanos buscando el calor del fuego o el de un abrazo generoso. El calor del fuego resulta menos complicado de encontrar que el calor humano, aunque este último cuando se consigue puede llegar a abrasar. El hielo también quema, y duele.

No me he perdido ni el vacío ha sellado mi ánimo. Todavía late en mis venas mucha vida: no renuncio a nada, no me dejo matar por nada, no quiero callarme nada, no quiero olvidarme de la lluvia ni del llanto. La risa de ayer necesita algo más de tiempo: cuando consiga despedirme de mi madre, que todavía no lo he hecho porque no consigo saber cómo se hace eso, o quizá es que todavía no es el momento. Quizá mañana. Cualquier día. Pronto.

Mientras, me vuelco en hacer mi último libro-objeto que presentamos el 12 de enero en Barcelona. Creí que dispondría de todo noviembre para centrarme en él pero el dolor me lo impidió. He recobrado la fuerza y las ganas, y en ello estoy. Pero no me olvido de nadie.

Ha nevado hoy en los campos de La Mancha y el corral se tapizó de blanco. El gato se quedó en la puerta mirando, quizá sorprendido de que la hierba se hubiese esfumado. No había visto nunca la nieve. Yo feliz de volverla a ver aunque no dio para hacer un muñeco con nariz de zanahoria.

La nieve blanca, el cielo blanco, los sueños en blanco, la vida en color.

Nieve y poesía.

09 diciembre 2008

BARRICK GOLD CORPORATION huele muy mal

Los amigos argentinos del grupo ecologista GENERANDO CONSCIENCIA (podéis pinchar en su logo, que tengo en la columna derecha, o en su link más abajo) están promoviendo una campaña contra la apertura de una mina de oro a cielo abierto en la frontera entre Chile y Argentina mediante concesión al gigante canadiense BARRICK GOLD CORPORATION, en la que tiene participación la familia Bush.

Las credenciales de esta multinacional son tan "jugosas", como las de todas sus hermanas que se dedican a destruir nuestras reservas naturales para expoliar sus recursos, dejando el planeta en el esqueleto para mayor gloria de sus bolsillos y de los gobiernos que se lo permiten.

ESTE ES SU LLAMAMIENTO:



El mundo debe enterarse de lo que está pasando en Chile y Argentina.

El lugar por donde empezar a cambiar el mundo es nuestro lugar.

TENEMOS EL DEBER DE HACER CIRCULAR ESTE MENSAJE A TODO EL MUNDO.
DEBEMOS DIFUNDIR ESTE RECLAMO
ESTE PEDIDO DE ESPERANZA

Piensa
Reflexiona
Toma Consciencia
Esto NO PUEDE seguir así

No a la mina abierta Pascua Lama en la cordillera andina sobre la Frontera entre Chile-Argentina.

Consciencia-Global se une al reclamo y ENTRE TODOS Pedimos al gobierno Chileno y Argentino que no autoricen el proyecto Pascua Lama para así proteger la totalidad de los glaciares, la pureza del agua de los valles de San Félix y El Tránsito, la calidad de la tierra cultivable en la Región de Atacama y la calidad de vida de la gente afectada de la Región.

Tengamos en cuenta que de seguir adelante y de aprobarse el
PROYECTO PASCUA - LAMA, como así también el veto de la Ley de Protección de Glaciares en argentina como denunciamos hace apenas unos días, no solo se estará poniendo en ABSOLUTO RIESGO una de las fuentes de AGUA DULCE más grande del MUNDO, si no que además, este dará lugar a la creación de negocios similares en la costa oeste de Argentina, más precisamente en el Glaciar Perito Moreno, lo que generaría por lógica consecuencia una infinidad de problemas socio-ambientales en un futuro demasiado cercano.
Entre ellos destacamos:
* La pérdida de una de las
RESERVAS DE AGUA DULCE más grande del MUNDO en ambas costas argentino-chilena;
* La Contaminación de los ríos de deshielo
* Nuevos y más
REFUGIADOS AMBIENTALES ya que todos los pueblos que viven y se alimentan gracias al agua de los deshielos se encontrarán obligados a migrar ya que el exceso de cianuro utilizado en el proceso dejará todos los caudales de agua contaminados,
*
La destrucción de la fauna y flora



CAMPAÑAS

Campaña Nacional y Mundial de Firmas por el NO a la Minería Química a Cielo Abierto y la Minería Nuclear en todas sus formas.

El equipo de
Consciencia-Global, los ciudadanos del territorio argentino, chileno y del mundo decimos NO a la minería química con la modalidad a "cielo abierto" y a la minería radiactiva en todas sus modalidades (cielo abierto o por galerías).

· Pedimos la nulidad y derogación de la Ley de Inversiones Mineras (Ley Nacional 24.196) y normas complementarias.
· Exigimos la derogación y anulación por parte de la República Argentina del "Tratado de Integración Minero Argentino-Chileno".
· Reclamamos el cierre definitivo y la recomposición del ambiente, según el art. 41 de la Constitución Nacional, de todas las minas abandonadas y aquellas que están funcionando y no respetan la ley general del ambiente (ley nº 25675).
· Pedimos previa autorización expresa para la utilización de recursos hídricos compartidos de las poblaciones de las provincias potencialmente afectadas por un emprendimiento minero que se expresarán por referéndum y demandamos la participación de la autoridad ambiental nacional en caso de efectos ínter-jurisdiccionales.
· Pedimos se respeten estrictamente los principios ambientales preventivo, precautorio y de sustentabilidad contenidos en la ley general del ambiente y la sanción de caducidad de las concesiones mineras en caso de incumplimiento.
· Reclamamos la detención y prisión de los empresarios mineros que contaminan el medio ambiente con sus delitos y la misma condena para los funcionarios públicos cómplices.
· Denunciamos los planes nucleares que se fomentan desde el gobierno y enriquecen a los empresarios mineros que desarrollan emprendimientos mineros radiactivos.
· Reclamamos expresa "Licencia Social" y participación ciudadana real y efectiva previas a los procesos de autorización de actividades mineras.



¡Sí a la vida y a la dignidad!
¡No al saqueo, destrucción y contaminación!

SUMA AQUÍ TU FIRMA A ESTE RECLAMO

http://petitorio.noalamina.org/



¡Apoyarlos es poesía!


05 diciembre 2008

Alma de Otoño (2)

Fotografía de Isabel Huete. 2008

Vivir es contemplar
el suicidio de la grácil hoja de otoño que se desprende
del árbol y vuela lentamente
a merced del viento hasta alcanzar
la hierba fresca.


Vivir y poesía

29 noviembre 2008

Estoy con vosotros/as y os siento conmigo

Mis queridos/as visitadores, amigas y amigos, conocidos/as o no, quiero dejaros unas letrillas para daros un enorme abrazo, besuqueos y cariños por estar ahí como leones y leonas pendientes de mi ánimo y transmitiéndome el vuestro.

Os diré que mi orgullo de teneros ahí como duendes escondidos detrás de la pantalla es inmenso; es como si os viera sentados en una platea esperando ver un gesto en mi cara o en mis palabras que denote que voy recuperando mi alegría innata, mi pasión por vivir. Y os imagino batiendo palmas cada vez que dibujo una sonrisa. Así de acompañada me hacéis sentir. Sois un amor de personas, lo juro.

Quiero contaros que no ya los días, sino las horas, van moldeando mi ánimo a mejor. No siempre es fácil porque después de los actos funerarios que tuvimos que hacer por duplicado (aquí en Tenerife donde ahora estoy de nuevo, y en Madrid, donde quiso que sus cenizas fueran enterradas junto a mi padre), estos días ha tocado resolver todos sus asuntos, que no eran pocos. Eso significa que resulta difícil abstraerse de todo lo que duele y la ausencia de mi madre se nota aún más, pero intento racionalizar los efectos de su pérdida sin reprimir los sentimientos que ésta provoca. El dejar fluir el dolor es muy sano siempre y cuando uno sepa, o intente, no dejar que éste paralice todo lo demás oscureciendo los muchos otros colores con los que la vida nos reconforta. Empiezo a ver a mi madre de nuevo en todo lo bello y eso me devuelve la sonrisa poco a poco. Si alguna vez, o más de una, fluye alguna lágrima es más de ternura que de dolor, porque ella era todo ternura y esa es una huella que no molesta sino que engrandece.

En muchas ocasiones hemos llorado de risa recordando "sus cosas" y lo hemos hecho a sabiendas de que ella hubiese sido la primera en desternillarse con nosotros. Era una gran maestra de la conversación y de la risa y por eso le hemos rendido homenaje riéndonos con su recuerdo. Hubo quienes no entendieron esa forma de rendirnos ante ella, pero nosotros, sus hijos, sabíamos muy bien lo que hacíamos y por qué lo hacíamos. Su fuerza era nuestra fuerza y seguirá siéndolo.

Mi vida retomará su normalidad cuando regrese a Madrid el próximo miércoles, así que no os preocupéis que "la Huete" tiene mucho que opinar, contar y reír a través de esta bitácora que tantas satisfacciones me está dando gracias a vosotros/as.

Mi madre era poesía... ¡y vosotros/as también!

23 noviembre 2008

La pérdida


Le hice este recordatorio a mi madre para su funeral en Madrid, el jueves pasado. Sé lo que a ella le hubiese gustado porque siempre admiraba todas mis creaciones y me animaba a seguir haciéndolas. Saqué la foto el lunes 10 de noviembre desde el avión, cuando despegaba de Tenerife para volver a Madrid después de pasar con ella la semana previa a su muerte, cuando me vine tranquila porque se encontraba muy bien... Dos días después se durmió para siempre y el mayor consuelo que me queda es haber pasado esos últimos días riendo con ella, sintiendo sus manos acariciando mi cabeza y viéndola llena de vida, luchando como una jabata, con esa tozudez que tanto la caracterizaba. No sufrió, no se imaginó que aquella noche del día 13 sería la fecha en negro del calendario, quizá se durmió soñando con la última puesta de sol que vio desde la terraza; me llamó por teléfono para describírmela y compartirla conmigo. La llamé perversa y sádica y nos reímos con ganas.

Hicimos junto a mi hermana planes para la próxima Navidad, hasta salió con ella a comprar los manteles, servilletas y platos desechables para no darnos el trabajazo. Un menage en negro y oro espectacuclar porque no encontraron el de los colores típicos: rojo, blanco y verde. "Mamá, le dije, es precioso, muy elegante, ¿pero no crees que resulta un poco fúnebre?" "No -me dijo-, imagínatelo puesto en la mesa. Además le pondremos unas pequeñas estrellitas doradas esparcidas sobre el mantel que le darán un toque muy especial". Me dio miedo que fuese un presentimiento pero lo deseché de mi cabeza. No seas agorera, me dije.

La tarde antes de su muerte, volviendo a casa desde el trabajo y después de haber hablado con ella por teléfono el día anterior y haberme dicho que se encontraba genial (palabra suya), se me ocurrió pensar que hay veces que las personas antes de morir tienen una especie de periodo de gran vitalidad, una especie de danza del cisne desplegando y batiendo las alas con enorme fuerza y pasión para luego caer fulminado. Pero deseché ese pensamiento de mi cabeza. No seas agorera, me dije.

Cuando la vi por última vez en el féretro estaba tan serena, con una expresión tan dulce y en absoluto desfigurada que se podría pensar que en cualquier momento iba a abrir los ojos y sonreír. Besé su frente fría con todo el calor de mis labios para llevarme el último roce de su piel. Después una nube de humo se llevó su cuerpo hacia las estrellas donde seguro su energía brillará como una de ellas.

Es difícil asumir una pérdida tan inmensa: la de la persona que más te ha querido, de forma incondicional, generosa y valiente. Sé que es este un luto por el que hay que pasar; sé que pasará el tiempo y cada vez la lloraré menos aunque su recuerdo siempre esté presente; sé que la vida sigue y he de vivirla con la pasión de siempre, como ella sabía que me gustaba y quería que lo hiciera; sé que el corazón recuperará su tamaño, se esponjará de nuevo; sé que mañana seguirán naciendo flores y el sol aparecerá y se irá envuelto en los colores del otoño y yo seguiré admirándolo y dando gracias porque mis células sigan relacionándose y permitiéndome sentir mi cuerpo y el de otros. Y a ella la tendré conmigo porque nací de ella.

Ya me siento con fuerzas para comentar en vuestros blogs pero todavía mi cabeza no es capaz de adentrarse en otros asuntos de la vida cotidiana y escribir sobre ellos (hice una excepción con el anterior post porque es un tema que me quema las entrañas), pero sé que pronto lo volveré a hacer. Sólo necesito un poco más de tiempo para asumir la pérdida. No lo hago para disculparme (sé que no necesito hacerlo), tampoco es un lamento aunque nada me costaría hacerlo, sino llevada por la pura necesidad de expresar cómo me siento. Sé que estáis ahí dándome cobijo y me gusta. Os quiero.

Mi madre se llamaba Clotilde, ahora ya lo puedo decir a los miles de vientos. A ella nunca le hubiese importado que lo hiciera.

Pérdida y poesía.

20 noviembre 2008

NO A LA PORNOGRAFÍA INFANTIL.


NO más niños denominados ANGELS Y LOLITAS.
NO más abusos sexuales a los menores.
NO más pederastras en la calle y en la red.
NO más silencios cómplices.
NO más padres que cierran los ojos.
NO más terroristas infantiles.
NO más leyes ambiguas.


Los niños son poesía.

17 noviembre 2008

A mi madre

13 noviembre 2008

MI MADRE

Mi madre murió esta madrugada mientras dormía, como ella deseaba.

Mi madre era poesía y yo la estuve leyendo durante toda la semana pasada, empapándome de ella.

09 noviembre 2008

Entrevista a Eduardo Moga, poeta por encima de todo

Hoy he podido ver que mi querido amigo Agustín Calvo Galán (ver en mi ROLL su web "Poesía visual y otras poesías") ha hecho una entrevista al poeta Eduardo Moga (Barcelona, 1962), autor del prólogo del último libro que he editado y que está pendiente de presentarse en Barcelona el día 12 de enero "Fiebre y ciudad", de Andreu Navarra Ordoño.

Quiero reseñarlo hoy porque es un poeta a tener muy en cuenta por aquellos que sean amantes de la poesía y de la literatura en general, aunque probablemente su nombre no sea de los que aparecen todos los días, o casi, en las páginas culturales de los medios de comunicación. Yo lo entiendo porque no es un autor mediático sino de los que trabajan detrás de las bambalinas figuronas y con una calidad indiscutible.

http://www.revistadeletras.net/eduardo-moga/

Me gustaría que quienes os acerquéis a conocer las opiniones de Eduardo Moga me comentáseis qué os ha parecido o, si lo preferís, dejáseis un comentario en la web de Agustín Calvo Galán.

Calidad, calidez y poesía.

05 noviembre 2008

Pensamiento libre

Costa norte de la Isla de Tenerife (I. Huete, 2008)


La grandeza y el poder de la Naturaleza
nos coloca a cada cual en su sitio.


Estoy pasando unos días en esta deliciosa isla visitando a mi madre. No tengo mucho tiempo para dedicarme a escribir pero quiero agradecer vuestros comentarios a todos/as y deciros lo mucho que me acuerdo de vosotros/as.

Pequeñez y poesía.

31 octubre 2008

Lluvia perversa

Madrid. Pº del Prado (I. Huete. 2008)


Y las gotas de lluvia resbalando llorosas por el cristal no me dejaban ver el bosque.

Lluvia y poesía.

Mar-i-posas


Mar-i-posas a los pies de mi cama.
Día y noche.
Sueño con volar como ellas.
No pueden volar.
No puedo soñar.
No somos.

Mar-i-posas y poesía.

30 octubre 2008

Hoy es el Día de las Mujeres Muy Guapas y Listas Que Te Cagas

Hoy he recibido a primera hora de la mañana este mensaje de una amiga muy querida y quisiera que su contenido llegara a todas las mujeres que me lean y también, cómo no, a los hombres. Nosotras debemos creérnoslo y ellos deberían vernos de la misma manera, simplemente porque así somos. 

Y quien se atreva a decir otra cosa que no deje de mirar a la espalda de su ordenador... ¡La maldición caerá sobre su pantalla!


Preciosas, bonitas, intrépidas, divertidas, fabulosas. ¡¡¡Viva nuestro día!!!

Hoy es el Día de las Mujeres Muy Guapas y Listas Que Te Cagas. Por lo tanto, envía este mensaje a las que crees que corresponden a esta descripción. Por favor, no me lo reenvíes a mí porque yo ya lo he recibido de una Mujer ¡Muy Guapa y Lista Que Te Cagas!

Y recuerda vivir con este lema: La vida NO debe ser un viaje a la tumba con la intención de llegar segura, en un cuerpo atractivo y bien conservado sino, más bien, llegar patinando de lado, con chocolate en una mano, una copa de vino en la otra, hecha polvo y gritando:¡¡¡uaaaau, qué viaje!!!

Preciosas, bonitas, intrépidas, divertidas, fabulosas. 

¡¡¡VIVA NUESTRO DÍA!!!

MUJERES GENIALES y poesía

28 octubre 2008

Una Olla de todo menos podrida...

Así vi yo Burgos desde el mirador del Castillo



Así nos vio Francisco O. Campillo a las chicas
y yo le he dado el toque "retro"



Así vi yo a las chicas con Francisco, enmarcadas como reinonas que son
(Merche Pallarés, Antònia y Pilar)


Así vi yo el paisaje Burgalés cerca de Arlanzón: otoñal como la vida misma


Así vi yo la caminata por el sendero de una vía férrea
que nunca albergó tren alguno


Así vi yo lo que después nos comimos acompañado
de un buen Ribera del Duero



Así vi yo los amorosos especímenes burgaleses que
nos hicieron los honores...

¡Pa comérselos!









Así vi yo la acequia que pasa por el Albergue que nos dio cobijo


Y es que yo tengo una mirada un tanto peculiar...

Había pensado poner nombres a los especímenes, pero mejor será que cada uno se aplique aquél con el que más se identifique. Aquí todo es al gusto, para que luego no se diga.

Yo sólo puedo asegurar que ninguno me resultó indiferente y todos/as me parecieron gente de buen comer, buen hablar y buen sentir, lo cual no deja de ser un lujo para los tiempos que corren. Fue tan agradable que resulta difícil de creer.

Eché de menos a Javier Riobó, a Mafi (aunque pudimos compartir con ella una copita la noche anterior), a Pilar (aunque nos acompañó en otras horas), a Globófago (aunque pude conocerlo unos minutillos con cervecita en mano), a Dianna (que sé que se quedó con las ganas en su Mallorca, mordiéndose las uñas), y a tantos otros que por la distancia y los compromisos no pudieron acercarse.

Una puede ser mayor y sentirse como una niña feliz después de una acampada con los/as compis del cole. No jugamos a la pelota ni saltamos a la comba pero hicimos el mejor ejercicio que se puede hacer: cultivar la amistad.

Va por vosotros, corazones.

Poesía, poesía y poesía.

22 octubre 2008

Un merecido homenaje para una gran persona y poeta: UBERTO STABILE

Uberto Stabile. (Fotografía robada del blog de Inma Luna)


REPORTAJE 
(Edición valenciana de EL PAÍS)

Homenaje sorpresa a un agitador

Un grupo de amigos reconoce la labor de Uberto Stabile, poeta, editor y activista cultural de la Valencia de los ochenta, en su regreso a la ciudad
XAVIER ALIAGA - Valencia - 20/10/2008
  
Pese a su extenso recorrido como poeta y agitador cultural, Uberto Stabile (Valencia, 1957) es un personaje poco dado a la autocomplacencia. Quizá por ello, la única forma de someter su rico perfil al reconocimiento público era pillarle desprevenido. Aprovechando una visita a Valencia el pasado fin de semana para presentar su nuevo libro, Línea de fuego (Brosquil, 2008), y dar a conocer la Red Internacional de Editores y Proyectos Alternativos (RIEPA), en la que trabaja actualmente, un grupo de poetas de su generación y de posteriores hornadas le tributaron un homenaje sorpresa la noche del sábado por su "contribución a las letras hispanoamericanas al posibilitar la edición a poetas noveles de uno y otro lado del Atlántico y facilitar la labor a las editoriales alternativas", explicaron los promotores, Alicia Martínez e Isaac Alonso, gestores del café literario El Dorado, lugar de la incruenta emboscada. Detrás del reconocimiento, nombres como Alfons Cervera, David González, Antonio Orihuela, Antonio Méndez Rubio, Yolanda Pérez Herrera, José Luis Falcó, Agustín Calvo Galán, Quique Falcón o Carla Badillo, entre otros representantes de dos o tres generaciones literarias.

En Valencia "ahora está todo más bonito, pero es una ciudad gris"

Algunos de estos nombres coincidieron con Stabile durante el efervescente período de los ochenta, años en los que funda el café literario Cavallers de Neu, en 1983, imprescindible foco cultural del barrio del Carmen, o la Editorial Malvarrosa, en la que dan sus primeros pasos literarios Julio Bustamante, Adolf Beltran, Julio Máñez, Vicente Muñoz Puelles o Gonzalo Santelices. En 1991 deja Valencia y desde entonces su labor se ha centrado en el área editorial y de difusión cultural a través de revistas, editoriales, colecciones y certámenes como Palabra Ibérica, dedicado al intercambio entre poetas de España y Portugal, o el Salón del Libro Iberoamericano de Huelva. Tiene además dos decenas de libros pblicados entre poesía y ensayo.

EL PAÍS conversó con Stabile el viernes, antes de que tuviera constancia de que iba a ser homenajeado en una ciudad en la que no vive desde hace 17 años. Una distancia física y temporal que da aliento a la nostalgia: "Lo de Cavallers de Neu era muy divertido, había una convivencia genial entre pintores, escritores y músicos. Por allí pasaba todo el mundo, desde cantautores como Remigi Palmero y Bustamante, a pintores como Miquel Navarro y escritores en catalán y castellano", dice, y recuerda al desaparecido Josep Vicent Marqués, Pere Bessó, al propio Cervera, Carmen Alborch y Ricard Pérez Casado. "Además, el local estaba situado estratégicamente, entre teatros, y eso hacía que mucha gente de fuera pasara por allí", puntualiza. "Valencia era una ciudad muy viva, estaba menos desarrollada tecnológicamente pero era mucho más moderna. Había más libertad y más creatividad y gozaba de una salud intelectual increíble. Era una ciudad caliente y valiente, con miles de tertulias e infinidad de actividades culturales. Había más movimiento civil". "Ahora está todo más bonito y ordenado, pero es una ciudad gris desde el punto de vista intelectual, porque la cultura en general está enganchada al poder", añade, si bien reconoce que en sus últimas visitas a Valencia detecta "signos de que se mueve algo como respuesta a la producción cultural institucionalizada".

Stabile siempre ha tenido voluntad de estar al otro lado. "Yo he editado siempre. Con 18 años hacíamos revistas que luego nos enteramos que eran fanzines", dice, con cierta sorna. Y el interés de dar a conocer el trabajo creativo de otros nunca le ha abandonado. Su última aportación es RIEPA, red editorial alternativa de la que destaca su carácter profesional y la filosofía del producto bien acabado y presentado. "El reduccionismo de que lo alternativo es cutre, pasó a la historia. El comunicador debe tratar de sacar un producto de calidad no sólo en el formato, sino también en los contenidos". "No se trata de un movimiento contra nadie, sino a favor de... Lo alternativo debe contemplar una mirada seria pero atractiva. Hasta ahora el discurso era serio pero triste y derrotista. Interesa una posición mucho más optimista y eso viene dado por la toma de conciencia: uno no es como reflejo del otro, sino porque cree en lo que hace", razona Stabile. Una filosofía al servicio de lo que denomina "bibliodiversidad", una adaptación a la literatura del conservacionismo ecológico. "Es un concepto paralelo a lo que ocurre con el medio ambiente. Hay que trabajar para que las pequeñas editoriales, las que mejor se adaptan a los lectores exigentes, sean visibles e imprescindibles", acota.

El esfuerzo editorial y de difusión cultural no le ha impedido desarrollar su faceta creativa. Desde que apareciera En torno a un mar (1980), ha ido acumulando una solvente obra poética y ensayística. La línea de fuego, una de sus últimas aportaciones, presentada el viernes en Valencia, es una antología de sus poemas "a pie de calle", los de contenido más social y político, que abarca todos sus períodos creativos. Unos versos, en forma de líneas de fuego que, como alerta Antonio Orihuela en el prólogo, no han perdido vigencia pese al tiempo transcurrido "porque, sencillamente, continúa vigente la pesadilla que les dio forma entonces".

Un lujo de amigo y poesía.

21 octubre 2008

Alma de otoño

Foto de Isabel Huete (2008) dedicada a Javier Gª Riobó

Cuando escribí en una entrada, cercano ya el otoño, que me gustaba fotografiar los rizos de las hojas que siembran el suelo, me comentaste, Javier, que esperabas que mostrara alguna y aquí la tienes. Tengo más que iré poniendo cualquier día que se me ocurra. 

Y es que llevo días con el alma teñida de otoño, que no significa que me embargue la tristeza o la pesadumbre, sino un sentimiento de renovación y de frescura. Yo me limpio con el agua de lluvia y olfateo el viento mirándolo de frente, con los pulmones abiertos en canal. Trepo los cúmulos de nubes como si fueran montañas, intentando alcanzar su cima para dejar mis sueños ondear como una bandera; paseo descalza sobre la hierba enmarañada salpicada de gotas de rocío para sentir la frescura de la mañana; fotografío en mi retina las sombras doradas del atardecer y el reflejo que siembra de luces los campos hambrientos. Me cobijo bajo los árboles dejando que las hojas que van muriendo formen una guirnalda sobre mis cabellos, y corro después con los brazos extendidos para abrazar las horas cálidas del tiempo que ha de venir. Y espero. Espero olvidar todo lo que no sea esto.

Alma de otoño y poesía.

16 octubre 2008

Pa la olla arlanzonera

FOTICOS DEL ALBERGUE DE ARLANZÓN (Burgos)



Para envidia de los que no vengáis, este es el lugar donde el próximo día 26 nos vamos a encontrar y a poner como cerditos los blogueros, dispuestos a comernos un buen plato de olla podrida, o mejor sin pudrir. ¡Dianna, prometo guardarte un peazo chorizo y una infusión de vinazo!
Por cierto, ¿es que nadie le ha dicho nada a Javier G. Riobo que no sabe de qué va esto? Porfa, que alguien se lo cuente que me apete mucho que venga y conocerlo.
No vamos de boda, que conste, sino de olla: la que se nos pinzará a todos a poco que nos veamos los caretos. Jejeje por aquí; jajaja, por allá; jojojo, por la veredita del río; jujuju, siguiendo la vía del tren... ¡Ummm, qué apete! Charla y risas. Amigos.
Olla y poesía.


15 octubre 2008

¡Estúpidos tacones!

Me pregunto si alguna mujer no intentó de niña calzarse los zapatos de tacón de su madre. Creo que todas en un momento u otro lo hicimos porque identificábamos los tacones, como el pintarse los labios o ponerse colorete, con la edad. No sé si es que no queríamos ser niñas o es que queríamos hacernos mayores deprisa, probablemente para presumir. La madre de las zapatillas y la bata de casa, con la cara limpia y el pelo enredado, se convertía en una especie de princesa de cuento cuando se arreglaba para salir. Admirábamos la transformación y queríamos ser como ellas porque sospechábamos que tras la puerta había un mundo mágico en el que sólo cabían los adultos.

Mis primeros zapatos de tacón me los puse a los 15 años, y eran de mi madre. Unas sandalias azules que me hacían un daño espantoso, pero las sufrí con resignación durante toda una tarde; hasta bailé con ellas en la típica fiestecilla de pandilla veraniega. Cuando llegué a mi casa creí que mis pies nunca más lograrían apoyarse en el suelo de forma normal de tantas llagas como me produjeron. Pero no fue así y durante muchos años llevé zapatos de tacón, en invierno y en verano; con lluvia y con sol; en bodas y en reuniones; en cualquier lugar en el que me encontrara.

Llevé tacones imposibles y alzas más imposibles todavía, incluso llegué a calzar un 35 cuando en realidad calzaba un 38, todo porque pisaba mal y al darlos de sí se me acababan saliendo; no se me ocurrió otra "feliz" idea que ir achicando el tamaño para evitarlo. Quería parecer más alta, más estilizada, más femenina, más atractiva, y quizá también más distante.

No me importaba si cada vez me cansaba más o me dolían más los pies y la espalda. Tenía que arrasar, irrumpir en todo lugar y ante todo tipo de gente como un chorro de lava, y dejar huella. Los tacones eran parte de mi identidad... o eso creía yo. Y luego llegó mi ex, tan estupendo y tan pijo él, diciéndome que si no tenía las piernas suficientemente largas y finas, que si no era demasiado alta (1'67 le parecía poco), que si no tenía suficiente glamour... Y, ale, yo a subirme cada vez en andamios más altos para no defraudar. Hasta que conocí a un hombre bastante mayor que yo que me avisó: tendrás problemas de espalda, y de digestión, y de circulación por ir subida en esos tacones. ¿Qué os pasa a las mujeres que por querer parecer más bellas os ponéis cosas tan antinaturales? Comprendí cuánta razón tenía y decidí enmendarlo: desde hace casi veinte años apenas me pongo tacones, y si me los pongo no pasan de 5 cm. y sólo en ocasiones bastante especiales. Mi cuerpo lo ha agradecido, lo sigue agradeciendo, pero las consecuencias ya son irreparables. Tengo la espalda hecha cisco, los pies hechos un poema y la circulación reclamando duchas de agua fría y masajes a cuatro manos.

El problema es que aunque quiera pasar de las dichosas modas no me dejan. Ayer, buscando unos botines negros cómodos, me tuve que cabrear con varias zapaterías de Madrid por no tener nada que se ajustara a mis necesidades. Que si quieres caldo, toma dos tazas. Vayas donde vayas no encuentras calzado que no sea en punta, y si lo hay chato, es completamente plano (que tampoco) y de plástico. Si lleva poco tacón, es fino filipino; si es de tacón grueso, como yo lo quiero, mide más de 5 cm. o tiene alza. Pero lo que son unos botines negros, sin punta estrecha, de tacón de 2 o 3 cm. y de la anchura de todo el talón, pues como que no. ¡Es que lo que usted busca ya no se lleva! Pues vale, mujer, pero tampoco estaría mal que fabricaran para todos los gustos. Quizá los podría encontrar en la gama de zapatos ortopédicos... Apreté los puños para no lanzar las manos a su delicada garganta. En las cinco zapaterías que miré y pregunté poco más o menos me dijeron lo mismo, así que me marché a casa con la cabeza baja e invadida por los más oscuros instintos asesinos.

La moda... ¡Qué imbéciles somos! Somos capaces de dejarnos arrastrar por una panda de diseñadores, la inmensa mayoría hombres, a los que poco les importa los efectos de ese calzado absurdo y sólo piensan en la estética. ¿Por qué no se los ponen ellos? Ay, hija, es que la pierna de una mujer con zapato de tacón se ve mucho más estilizada y bonita... ¿Para quién, oiga? Pues para todo el que la mire. Mentira cochina. Yo no me fijo en las piernas de las mujeres, ni de los hombres; en todo caso en su culo (de los hombres, claro), y ni eso. No comprendemos las mujeres que por mucho tacón que queramos ponernos, nuestras piernas nunca serán las de una top-model ni andaremos con su gracia y estilo. Yo lo he intentado alguna vez y lo único que he conseguido es parecerme a Lina Morgan... pero peor. Y lo de parecer más altas, pues más de lo mismo: ridiculeces que nos han metido en la cabeza para ser más admiradas por los hombres, como si ellos midieran todos 1,90. Siempre he admirado que hasta el hombre más canijo y feo se crea el rey del mambo.

Ya está bien que tengamos que ir por la vida de barbies, de tener que parecer lo que no somos, de tener que corregirnos por dentro y por fuera, de ser muñecas de almanaque. ¿En qué piensan nuestros queridos hombres? Pues en Halle Berry. ¿Y en qué pensamos nosotras? Pues en parecernos a ella.

No al taconeo y poesía.

14 octubre 2008

Ajo y agua...

Pues yo no sé qué pasa con mi ordenador de la ofi porque no me edita en la página la relación de mis blogs preferidos aunque sí aparezca en la configuración... En el cíber sí, pero aquí se han "esfumao" y eso me mosquea porque me han reinstalado todo el sistema operativo y ahora va peor que antes... En fin, que este desecho está para el contenedor pero no consigo que me lo cambien. Es una antigualla a la que ya no le quedan plumas por caérsele. ¿Será que la niñita del departamento de Informática me está saboteando? No, no, ¿cómo puedes pensar eso? Aunque no os queráis ha demostrado con creces que es una profesional. ¿Se habrá enterado de la dirección de mi blog? No, no, por dios, que todo el mundo sabe lo discreta que es... En fin, comeduras de coco de una paranoica (yo, claro).

Ayer fui a comprarme el nuevo ordenador para mi casa y cuando ya creía que me lo llevaba puesto y había sacado la pasta para pagar, me sale el dependiente (guapísimo, por cierto) diciéndome que, precisamente hoy, Apple (uso MacIntosh) saca novedades en ordenadores... Claro, una se lo piensa y decide esperar no vaya a ser que se le quede antiguo el ordenata nada más comprarlo. Esto va tan rápido que cuando vas a darle por primera vez a una tecla para iniciar cualquier actividad, ya te han cambiado todo y tienes que darle a otra. ¡Menudo negociete es la cosa de la informática! Y de las cámaras fotográficas, y de los aparatos de música, y de las teles, y de cualquier aparato tecnológico de esos que nos meten por los eyes a todas horas. Yo resistí con mi réflex hasta que me di cuenta de lo cansado que era llevar a revelar, escanear y almacenar en CDs. Aparte de lo pesado del armatoste, de lo caro de los rollos de peli y del propio revelado. Pero la conservo como una reliquia con la que he disfrutado como una enana, lo cual he de agradecer a mi padre porque me tocó a mí cuando murió, bueno, mejor diré que me la adjudiqué sin preguntar a nadie. Aún a veces la utilizo para hacer fotos en blanco y negro. Nada que ver con la digital, al menos para mí. Claro, que podría intentar comprarme una réflex digital... Pero me parece que hasta que no pague el ordenata...

Hay que reconocer que el Mac es carito, pero es que cuando una se acostumbra a él es difícil cambiar. Desde luego para la cosa de mis ediciones, tanto en lo referente a la maquetación de textos como al tratamiento fotográfico o al diseño gráfico no tiene competencia. Además el sistema operativo es un lujo de sencillo y mucho más ameno y comprensible que el Windows. Cuando se creó éste, quiso ser una copia del de Apple, pero fue una mala copia. Lo del diseño y apariencia también hay que reconocer que los Mac son mucho más guapos, pero para mí no es lo más importante, la verdad. Paso de tontunas de esas. Lo que más me gusta es que lleven todo integrado sin tener que cargar con la dichosa torre del disco duro. Yo me he tirado por un portátil... Ya puestos, pues a por la movilidad total y a ahorrar espacio, que en mi "cueva" ya no cabe un alfiler. El anterior me ha durado 10 años, así que éste tiene que durarme otro tanto...

Pues lo gracioso es que mi propósito hoy era hablar de tacones; sí, sí, de tacones, de zapatos de tacón, de lo que ayer me estuvo enturbiando la cabeza cuando desazonada por no haber podido cargarme el ordenata a la espalda cuando ya creía que lo iba a estrenar por la noche, me metí en una zapatería para calmar mi ansiedad comprándome un sustituto que al menos me sirviera para mover los pies ya que no iba a poder mover las neuronas. Al final llegué a casa con las manos vacías y despotricando del mundo mundial. Pero de eso hablaré mañana que hoy ya me he enrollado más de la cuenta.

Os tengo que agradecer a todos/as que estéis ahí esperando leer mis neuras. He tenido la sensación de que me sobrevaloráis después de leer vuestros comentarios a mi aviso de ausencia temporal. ¡Si soy un caos total! O así me veo yo... También quiero agradecer a una nueva visitante, Sasha, su comentario e invitarla a que entre cuanto quiera, como si estuviera en su casa. La puerta siempre está abierta para todos/as.


Con todo mi pesar, hoy no he podido leeros porque tendría que recordar cada una de vuestras direcciones web para entrar ya que este "bichejo" cabezón no me permite hacerlo directamente, pero espero poder hacerlo mañana. Supongo que la mayoría habréis escrito un montón después de tantos días, así que tengo una interesante tarea por delante. ¡Miaauuuuu!

Pues ajo, agua... y poesía.

FOTOLIA