Bitácora de Isabel Huete

SOLIDARIDAD CON HAITÍ

SOLIDARIDAD CON HAITÍ
PINCHA EN LA IMAGEN Y SI TE INTERESA MANDA TU COLABORACION A diointer@wanadoo.es (copia y pega la dirección de e-mail)

26 abril 2009

Acerca del cáncer linfático que padezco

A ver cómo lo expreso...

Sobre todo para los/as que no sabíais que padezco un cáncer linfático, en principio incurable aunque siempre hay excepciones, quisiera deciros que es un tema del que hablo como puedo hacerlo de cualquier otra cosa que me afecte o me suceda, y cuando digo que me afecte no me refiero a que me entristezca, deprima o me altere de una u otra forma, sino como algo que existe y sucede en mi vida pero que no me quita el sueño. Hay cosas mucho más importantes que sí me lo quitan: la pobreza de la gente, el maltrato de los niños, mujeres o ancianos, la miseria moral que se instala en muchos gobernantes y también en gente de la calle, la destrucción ambiental, las guerras, la exclusión social... etc. etc.

Mi cáncer está controlado y, de momento, se resiste a reproducirse, a lo cual estoy convencida ha contribuido, además del tratamiento quimioterápico al que me sometieron en su momento, mi absoluta voluntad de impedírselo. Ni siquiera padecí los desagradables efectos de la quimio que he visto sufrir a otras personas, salvo que me quedé calvorota total pero lo llevé con bastante dignidad porque, sinceramente, no me pareció que fuera demasiado importante dejar de lucir mi frondosa cabellera durante unos meses. Al principio me puse pañuelitos y sombreritos pero me daban calor y eran un coñazo porque se me resbalaban o se me volaban si hacía aire, por eso decidí ir con mi sesera al aire, y tan contenta.


Hablo del cáncer con total naturalidad porque no creo que tenga que ocultarlo ni convertirlo en un tema tabú. Tampoco hablo de él si no es porque surge citarlo como puede surgir citar cualquier otro asunto. No me preocupa en absoluto, es más: no pienso en él salvo cuando me toca pasar una revisión, que cada vez se han ido espaciando más dado que todos los datos analíticos, escáneres y ecografías son normales. Sólo resultan un rollo cuando tienes que hacértelos porque ocupan un montón de tiempo. Me importa más el hecho de que me roben tiempo que el tener que pasar por las pruebas, que ahora ya son cada ocho meses.

Creo que lo dije en la primera entrada en la que hablé de él (muchos todavía no conocíais mi blog): tener un cáncer no es lo peor que me ha pasado en la vida y, sin embargo, sí es lo que más me la ha cambiado porque la vives de otra manera: te cambian las prioridades y, por algún mecanismo que no sé identificar, te vuelves más humana, más dulce, más serena, y dejas salir todo ese amor que tanto miedo nos da liberar y demostrar a los demás. Si algún día se reproduce, pues no queda otra que volver a batallar contra él mirándolo a la cara sin dar un paso atrás.

No soy un bicho raro ni más valiente que nadie, simplemente he tenido la suerte de saber asumirlo sin dramatismo y aceptarlo como parte de mí, como lo es cualquier otra célula de mi cuerpo. Eso sí, cuando me toca revisión les mando un mensajito a esos bichitos incómodos: ¡quietos paraos, ni moverse! Y por ahora me están haciendo caso.



Flores y poesía.

31 comentarios:

Diego Fernández Magdaleno dijo...

Querida Isabel: creo que la naturalidad con la que hablas del cáncer es necesaria para una sociedad que intenta encontrar, incomprensiblemente, de eufemismos. Ya lo decía Susan Sontag -¿lo recuerdas?- en "La enfermedad y sus metáforas".
Me encanta leerte.
Besos,

Diego

Adu dijo...

Querida Isabelita:
Venía a decirte algo sobre tus ovarios por llamar a las cosas por su nombre refiriéndome al cáncer de teta y me encuentro con ésto, aún más bestia. Pues felicidades, tía, porque asumir ésto con tanta naturalidad es como para tomarte como ejemplo y venerarte, como mínimo.
Lo único que es seguro es que todos moriremos algún día. A ti te lo han recordado, simplemente. No dudo, no dudes, de que tu fuerza interior te prolonga la vida, ya te lo habrán dicho los médicos que te tratan.
Y sí, estoy de acuerdo contigo en que las dificultades, las serias (no las chorradillas de mequiere nomequiere y cosas así), nos hacen más humanis.
Un abrazo enorme y
BBN.

Isabel Huete dijo...

Gracias, querido Diego. Me regalaron el libro de S. Sontag cuando me diagnosticaron el cáncer y lo devoré con devoción. Me ayudó a comprender muchas cosas y se convirtió para mí en un referente.
Vivo y eso es lo único que importa.
Besos grandes.

Adu, cariño, lo de la teta es un simple quiste benigno pero que me tienen que quitar y no quiero retrasarlo más. Lo del linfoma es algo con lo que convivo con la misma indiferencia que con un mal amante: esperando echarlo de casa en cualquier momento. :))
Besazos.

mojadopapel dijo...

Isabel soy de las que lo sabia... sigo tu blog desde hace bastante tiempo,desde el tiempo en que mi hermano luchaba también contra el,se necesita valor para hablar de esto como tu lo haces, y sé también que las personas que habeis pasado por ello sois especiales, desarrollais un grado de sensibilidad y vitalidad tan especial, que captais lo esencial hasta en el más mínimo detalle, si aprendiesemos un poco con vuestro ejemplo, que pocas personas infelices existirian.Besos cariñosos.

Donce dijo...

Ole y ole m´Isabelllll! y como dijo una compi del trabajo -con cáncer linfático-:
Mira tío, no me vengas con chorradas, porque yo puedo hacerme viejita teniendo lo que tengo y tú, mañana mismo, morir de un macetazo en la cabeza!!.
¿¡Te das cuen!?

Un beso grannnde, corazona.

Merche Pallarés dijo...

Isabel ¡qué valiente eres, querida! Para que te alegre un poco el dia te diré que mi adorado padre tuvo un cancer linfático y ¡lo superó! No se le reprodujo nunca mas. Años despues falleció de un infarto pero venció al cancer. Igual que tu que lo vencerás del todo, bueno por lo que te leo ya lo has vencido. ¡Fuerza, optimismo y adelante! Muchos besotes querida amiga, M.

Antònia P. dijo...

Isabel, recuerdo que lo mencionaste, de pasada, cuando estuvimos en Burgos. No sé por qué pensé en un cáncer de mama totalmente superado.
Somos muchos los que hemos aprendido a convivir, a veces mejor y otras peor, con alguna enfermedad. Tu post de hoy es una gran lección de positivismo y de fuerza.
Me gustaría que te leyera una bloguera, menta fresca, a quien la mandaré por aquí. y También una amiga mía enferma de fibromialgia, verás le ha pasado algo que me apena mucho. Ella, la persona, ha desaparecido y sólo ha quedado la enfermedad. Me gustaría que te leyera.
Mil besos, valiente.

Silvia_D dijo...

Me cuesta comentar esto, querida niña. El otro día llevé a mi hija mayor por unos bultos al médico y se los tienen que extirpar, de momento uno, nos habló de esta posibilidad de cancer linfático y me siento algo reacia por decirlo de alguna manera, hasta que sepa lo que hay, a hablar de ello. De todas maneras, me quita mucha angustia ver como tú puedes con ello.

Bueno, me lío, cariño.

Te quiero mucho, mucho. Mil besoss

Mafi dijo...

Cada vez me maravilla más la fortaleza del ser humano y lo capaz que es de generar cosas bonitas, y tú eres un ejemplo, tengo otros muy pero que muy cercanos y casualmente han respondido como tú, "casualmente"????, no hay nada casual en esta vida, pero si puedo ver en tí como en un espejo la caricia del AMOR con mayúsculas cuyo origen sólo es uno.
Muchísimas gracias Isabel. Un beso y un abrazo fuerte, fuerte. MUA!!!

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Tu forma de enfocarlo te hace más fuerte. Y más libre.
Mil y un besos.

Cesc Fortuny i Fabré dijo...

Eres un Valium de carne.
Mil besazos guapísima.

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Tu naturalidad, Isabel, es el mejor de los antídotos.

Un super beso, guapa.

Marian

menta fresca dijo...

Hola Isabel,
estoy aqui por recomendación expresa de Antonia P. tal y como comenta en su escrito. Me da fuerzas ver lo que escribes y me gustaria tener esta fuerza mental que tienes. Convivo con enfermedades , una de ellas la fibromialgia y demasiados contratiempos a la vez, todos ellos muy difíciles de llevar. El hecho de que la gente me haya dejado de lado no ayuda para nada en mi situación de como afrontarlo. Intento reunir pensamientos positivos y sobrellevarlo como puedo, estoy en ello pero me cuesta un montón y demasiado a menudo me puede la tristeza y la soledad.
Te iré leyendo, me ayuda. Desde hoy me gustaria que me tuvieras como a una amiga, una persona buena que intenta vivir su dia a dia como puede. Un suave abrazo. Hasta pronto.

Anónimo dijo...

Eres una mujer admirable. Cada vez que te leo, flipo contigo. Si en algún momento te animas, un artículo tuyo hablando del cáncer sería la guinda del pastel de Agitadoras.com. Tu testimonio ayuda a mucha gente, lo sabías?


Inés Matute

javiera vega dijo...

Isabel , que sorpresa me has dado, la verdad que sin conocerte personalmente, algo de tu fortaleza me impresionaba en tus escritos; hay una fuerza de vida y un amor por ella. No creo que el cancer te haya hecho asi, mas bien los de coraje lo demuestran cuando se necesita tenerlo, un abrazo, y tambien estoy tratando de preparar la publicacion de un libro, el mio, pero cada vez que corrijo se llena el papelero y lo siento por los arbolitos, quizas deberia olvidarme, jejjeje, gracias por ser una mujer valiente, chao

El camino perdido dijo...

Qué flores tan bonitas en esa imagen, una de las mejores fotos que has puesto :p


Saludos

P.D.: no hay mucho que decirte, sólo que sigas con esa mentalidad tan fuerte, pues no queda otra

Fermín Gámez dijo...

Sin embargo, el hecho de asumirlo con ese temple es encomiable, aunque no quieras incidir en un posible hecho de heroicidad. Tú misma has dicho que este tipo de cosas humanizan, aunque lo hayas dicho con otras palabras.
Lo que está claro es que recalca, tanto para quienes padecen una enfermedad como ésta o como otra cualquiera, cuáles son las verdaderas prioridades de la vida y cuáles no. Que de eso tendríamos que aprender todos, no sólo quienes pueden tener una enfermedad de un calibre o de otro.

Luis García Vegas dijo...

Como ya le dijera Pilatos a su señora mientras se lavaba las manos...


"¡COMO ME MOLAS!"

Vicente dijo...

Hay que vivir, o sea, aprovechar el tiempo en que vivimos. Hay que admirar las cosas que merecen admiración y aplaudir a quienes merecen ser aplaudidos.
Dejemos que otros disfruten con lo que quieran.
Saludos,

BIPOLAR dijo...

Estoy segura de que tu carácter influye positivamente en eliminar a los inquilinos. Yo iría directa al otro barrio.

PILAR dijo...

Isabel, cuando te leo siento una cercanía especial...A pesar de entrar de ciento en viento y de estar desconectada de los blogs...
Siento la sensación de haberte conocido desde siempre.
Me pareces valiente en tus sentimientos y en tu forma de expresarlos, que lógicamente son así porque son de verdad.
Ójala pueda yo sentir lo mismo si alguna vez me ocurre.
Valiente!!! Te quiero de alguna forma especial, extraordinaria y original.
un beso, campeona.

Marina dijo...

Pues a ver como te lo digo yo. Yo creo que no hay otra forma de vivir la vida. Yo tb tengo una historia física, que no me matará, pero con la que he tenido que superar mil y un escollo... quizá tres mil... o sólo cien. Da igual, en esta vida cada uno tiene un camino y pobrecillo el que no sepa como caminarlo. Isabel conoce y reconoce su camino, sabe tumbarse de llado en las curvas, quitar las piedras que le estorban al caminar, con las que no puede, pide ayuda y en otras la ayuda viene sin pedirla. Lo fácil y lo estúpido (con todos los perdones) es sentarse a esprar... a esperar ¿qué?. Mi queridísima Isabel, podría coger tu mano y caminar contigo, tu fuerza sería la mía y la mía cubriría la tuya.
Déjame decir un taco, a veces no suenan tan mal: "Con dos cojones, que a veces los ovaris no son suficientes".
Si yuvieras correo te escribiría y te contaría, te dejo el mío por si te apetece.
mhernandezm7@hotmail.com

MENTAFRESCA. La enfermedad no eres tú, te acompaña, pero tendrá la fuerza que tú la dejes.
te invito tb a mandarme un correo
Un beso para ambas

angelyyo dijo...

Soy nuevo en esto de los blogs y no tengo mucho tiempo ultimamente para verlos, pero es una gozada aprovechar por lo menos una hora en leer tu blog y aunque me cuesta mucho expresarme escribiendo, lo mio es la fotografía,te mando este comentario para decirte que te seguiré leyendo.
!Vaya me ha salido ¡
De verdad que me he emocionado con muchas de tus entradas.
Un abrazo.

Inma Luna dijo...

Yo lo sabía Isa pero me siento honrada de que nos lo cuentes así. Es un placer formar parte de tus lectores y disfrutar de tus confidencias. Enhorabuena por tu espíritu, ojalá sea contagioso. Besitos y feliz EDITA, que este año no he podido ir.

luis felipe comendador dijo...

¿Que no eres un bicho raro...? Anda, ratón, que te conozco.

Te quiero un montón, cocoliso.

Anónimo dijo...

hola desde mexico!!!
me ha encantado oirte hablar de una enfermedad que como tu dices isabel es casi un tabu no solo en mi pais sino en el mundo entero. personalmente vivo algo parecido a tu experiencia, y aunque no padezco cancer si padezco lupus lo que me ha dejado atada a vivir bajo la mirada de doctores de diferentes tipos y unas 30 pastillas diarias con sus infinitos efectos secundarios, sin embargo la gente suele decirme que soy muy positiva, asi que tu actitud me ha encantado y me alegra ver que aun hay personas que pueden ver mas alla de su propia enfermedad. felicidades por tan bonita actitud hacia la vida y como dice cristina "sigue pa lante, que pa atras ni para agarrar impulso" saludossss

Isabel Huete dijo...

Amiga anónima, compañera del alma, compañera! Es eso lo que tiene la vida, que aunque la queramos a rabiar a veces se hace la remolona y nos da un pellizco para que no nos olvidemos de que no es perfecta.
Precisamente hoy tengo revisión (qué hermosa casualidad que hayas aparecido con tu comentario para que no me olvide de que hay que mirar al mal tiempo con buena cara) y estoy con una ansiedad loca porque algo aparece en el escáner en mi garganta que no augura nada bueno, aparte de múltiples ganglios que son como mi "marcador". Pero no quiero precipitarme porque será el especialista quien esta tarde tenga que valorarlo. Pero la inquietud es inevitable aunque nunca pierda la esperanza ni deje que este pellizco me haga retroceder un milímetro.
Agradezco tu presencia en esta página y tus palabras, de corazón. Y, cómo no, te animo a que no permitas a ese lupus que amarguen tus días de luz y de lluvia, que tanto en un caso como en el otro siempre son preciosos.
Besos grandes grandes.

Maricela dijo...

Hola Isabel cada vez se diagnostican mas casos de cancer linfatico o linfoma. sabes que acabo de leer que Alisia Kleybanova una tenista de Moscu que cumplio 22 años ayer 15 de Julio tambien lo padece y bueno bella Isabel ya tenia tiempo que queria escribirte pero el las ipad no se puede. Lo mas importante para nosotras que por alguna razon muy especial padecemos esto es estar concientes de porque y para que ingerimos alimentos asi determinaremos que nutrirse es mas que comer, modificando habitos inadecuados para poder obtener una salud completa. te invito a leer sobre los lacteos y el cancer. te felicito por tus escritos y todo lo que compartes Saludos desde Monterrey, Nuevo Leon Mexico te dejo mi correo exclusivo de facebook talvez podamos ser amigas lagueran1@hotmail.com Libertad Verdad Equilbrio- Te emano grandes energias de Luz a tu Ser de Amor ! Maricela Sanchez

Anónimo dijo...

Es una pena que tenga que suceder algo malo para humanizarse un poco más uno y las cosas que has comentado, es una lástima. A mi también me ha pasado y por eso mismo me da lástima haber sido tan ignorante y no haberme dado cuenta antes de las cosas. que penita de seres humanos pasarán milenios y nunca aprenderán.

Isabel Huete dijo...

Bueno, Anónimo, más vale tarde que nunca... Lo importante es pensar, hacer, decir, todo aquello que antes pasábamos por alto porque no hay peor vanidad que la que nos lleva a sobrevolar las cosas como si fuésemos ajenos a todo lo que implica la vida. Hay que olvidar cómo fuimos y lo que hicimos y empezar a caminar mirando hacia delante. De nada vale lamentarse por lo que pudimos ser o hacer antes porque ya no se puede cambiar, pero nos queda mucho camino por recorrer y no hay que dejar de sonreír a cada paso, día a día. Un abrazo.

MARELCI17 dijo...

Isabel, primero que nada mis respetos por hablar de tu enfermedad como si fuera cualquier cosa y sobre todo luchar contra ella y segundo deseo con todo el corazón que pronto puedas decir que estas curada totalmente.

FOTOLIA