Bitácora de Isabel Huete

SOLIDARIDAD CON HAITÍ

SOLIDARIDAD CON HAITÍ
PINCHA EN LA IMAGEN Y SI TE INTERESA MANDA TU COLABORACION A diointer@wanadoo.es (copia y pega la dirección de e-mail)

04 abril 2009

Presentación en Madrid de Fiebre y ciudad, de Andreu Navarra Ordoño

Bueno, pues parece ser que por fin tengo todo el material para contaros este evento tan esperado y del que, creo yo, disfrutamos todos los asistentes. Desde luego yo disfruté a rabiar y sé que Andreu Navarra también.

Lo hicimos en el Centro de Arte Moderno, una librería-galería que organiza todo tipo de actos, desde encuentros de performers, lecturas de poesía, diálogos con escritores reconocidos y no tanto, exposiciones de todo tipo de arte, presentaciones de libros, talleres, etc, etc. Son personas que apuestan por gente de futuro sin olvidarse de los consagrados y muy abiertos a cualquier propuesta que tenga que ver con el arte y con la literatura, incluso también con la música aunque desgraciadamente esa forma de expresión artística requiere espacios más amplios y el suyo es más bien recogidito pero muy agradable y cómodo.

El marco fue original porque en la sala donde se realizan estas actividades había una exposición de pintura en la que se reproducían perros de grandes obras de Museo del Prado extrayéndolas de los cuadros, es decir, tal y como lo muestra esta foto aunque cuadro y perro se exponían por separado.


Así que, pendiendo sobre nuestras cabezas dos figuras de perro, iniciamos la presentación con la asistencia, sobre todo, de amigos y conocidos, muchos de ellos artistas plásticos (Benito Lozano entre ellos) y alguna poeta incipiente como es Donce, con la que empecé una amistad bloguera y el día de la presentación tuve la satisfacción de conocer. Es gracioso que me agradeciera que la invitara cuando la que realmente estaba agradecida por su presencia era yo. ¡Y encima fue una de las pocas que compró el libro! Joven, guapa, cariñosa y divertida: así la vi yo, además de amante de la poesía y de una exquisita sensibilidad por lo que he podido comprobar leyendo su blog. Y es que en actos como estos es difícil poder dedicarle demasiada atención a nadie por mucho que apetezca. Mil gracias querida Donce (ya ves, Comendador, por fin tus dos más fieles admiradoras se han conocido).


Donce, la dulce.



Como en otras ocasiones incié yo el acto contando cómo conocí a Andreu, cómo llegamos a ponernos de acuerdo y de qué manera me inspiró su poesía para acabar metiendo su libro en una jaula y acompañar sus textos con fotografías hechas por mí y
tuneadas después digitalmente. Sin olvidar manifestar la satisfacción que para Diógenes Internacional ha supuesto editarle este libro-objeto.


Andreu eligió para la presentación a un gran amigo suyo: Luis Miguel Madrid, persona de múltiples registros culturales y excepcional dialogante, con el que quedé para conocernos dos días antes de la presentación y después de cinco horas sin parar de hablar con él consiguió que mi atención no mermara ni un ápice hacia su discurso, y ello a pesar de haber alegrado la velada con diversos brebajes etílicos...

Hablar de
Luismi es hablar de poesía, teatro, negocio hostelero (cuando vengáis a Madrid o los que ya vivís aquí no dejéis de visitar su Librería-champañería María Pandora, en las mismas Vistillas; un local muy interesante y con gran encanto), edición en Internet (Revista Babab), espectáculo, promotor, y estoy segura que muchas cosas más que todavía no conozco. Un hombre de calibre y con esa sabiduría que da la humildad y una contemplación positiva de la vida.


Me hubiese gustado transcribir aquí su intervención (deliciosa) pero no la he recibido por e-mail tal y como se lo pedí, supongo que debido a que quiere incluirla en la reseña de la presentación que está preparando para sacar en Babab y no quiere que nadie se la pise. Yo haría lo mismo en su lugar, así que por mi parte está disculpado. Eso sí: yo le envié las fotos que hizo Antonio Novillo, fotógrafo y miembro de la dirección de Diógenes Internacional, pero es porque sabía que iba a adelantarme a la hora de contar cómo transcurrieron las cosas.


Y, por último, habló Andreu con la sencillez que le caracteriza y contó también cómo vivió nuestro encuentro cibernético en su día y la amistad que le une a Luismi, con el que ha colaborado en numerosas ocasiones mediante artículos en su revista virtual Babab, de la que es un asiduo comentarista y, para mí, de los de mayor calidad. Después nos regaló con la lectura de algunos de sus poemas, y sin ninguna pregunta posterior por parte del público, finalizó la presentación con cañitas y picoteo en la taberna de enfrente.

Como no podía ser de otra manera, algunos acabamos la noche en la
Champañería María Pandora, donde Luismi nos había reservado un apartado y nos obsequió con unas botellas de ese burbujeante elemento que no puede faltar en ninguna celebración de la que se sale con la sonrisa puesta por haberla disfrutado en la mejor compañía.

No sé cómo lo vivieron los demás, pero yo lo viví así: feliz.

Satisfacción y poesía.

8 comentarios:

Marina dijo...

Hola Isabel, describes con tanto entusiasmo un acto que no me cabe duda que para tí fue entrañable. Me trasladas al mismo sin dificultad y pienso que ojalá hubiera estado allí.

Conocer en persna a alguienque sólo conoces por el blog es una grata experiencia, yo hace poco conocí a Satine, del blog Miscelaneaplacentna, estuvo en mi casa, compartimos la presentación de un libro que y hacía y compartimos minutos de vida. Preciosos.

Volveré de visita más despacio, ahora debería acostarme.

Un beso y nos vemos.

Merche Pallarés dijo...

¡Qué bien te lo pasas! Cuando vaya a Madrid, a final de mes, trataré de acercarme a esa Champañería que mencionas. Te llamaré y quizá podríamos ir juntas... Muchos besotes, M.

Cesc Fortuny i Fabré dijo...

Me alegro mucho de que todo fuese sobre ruedas. Muchas felicidades.

Besos.

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Enhorabuena a todos, no podía ser de otra forma, con tanto genio reunido cualquier proyecto tiene por fuerza que ser un rotundo éxito.

Besos
MArian

Anónimo dijo...

Estás guapísima. Te llamaré. Un beso. Àngela

Adu dijo...

ISABELOTA, GRACIAS.
Ni puto caso a la Donce. Me gusta su nariz porque es suya. Hale.
Me gustas tú porque eres tuya y además, estás guapa.
Y por si hubiera alguna duda, no me gustan las tías ¿eh? Aunque no tengo ningún problema si algún día cambio de opinión.
Ahora en serio: que iremos a la champañería algún día, mujé, sí, iremos..
Y buena idea meter el libro en una jaula. Voy a ver si meto el canario en la estantería y me hago tan original como tú.
Me encanta estar de guasa en vísperas de la pasión.
BBN.

jg riobò dijo...

Sí pareca que fue feliz.

BIPOLAR dijo...

La jaula se quedó vacía y salieron las palabras... y los perros, mira que es curioso el telón de fondo.
Chin chin

FOTOLIA