Bitácora de Isabel Huete

SOLIDARIDAD CON HAITÍ

SOLIDARIDAD CON HAITÍ
PINCHA EN LA IMAGEN Y SI TE INTERESA MANDA TU COLABORACION A diointer@wanadoo.es (copia y pega la dirección de e-mail)

20 noviembre 2009

El burrito lindo


Este "burrito lindo" (como diría el perverso Piolín) decidió un día tirarse por una ventana de un edificio bajo la cual pasaba yo yendo a comprar el pan, rozándome el hombro en su caída. Cuando lo recogí del suelo me asustó por lo mucho que pesaba; es de cobre mazizo o algún metal parecido y mide unos 7 x 6 cm. Pensé que si me hubiese caído sobre la cabeza igual me habría matado o dejado bastante disminuidas mis ya limitadas funciones cerebrales. Sé que tengo la cabeza dura pero no creo que hubiese resistido semejante impacto sin consecuencia alguna. Él salió indemne de su aventura, así que me lo traje a casa y ahora posa plácidamente sobre uno de mis estantes de libros. Digo yo que decidió salir volando por una ventana porque no quiero imaginar que alguien tan estúpido como para no pensar en el riesgo que suponía para los viandantes fuese quien lo lanzara a la calle, y tampoco parece un juguete de niño... En fin, que no sé la razón pero sí de que me libré de una gorda, supongo que debido a mi buena fortuna ya que nací de pie según me contó mi mami.

Y viene esto a cuento porque si entonces me hizo pensar en el azar de la vida, en mi suerte de no haber caído fulminada de un "burrazo" por pocos centímetros (ya ni siquiera las tejas o las macetas son el peligro), ahora me sirve para pensar que sobre nuestras cabezas siempre hay muchos "burritos lindos" volando. Yo ya he notado el roce de alguno de ellos muy cerca pero he conseguido espantarlos, o engañarlos, o jugar con ellos a Piolín y Silvestre y hacerles mil perrerías. Alguno que otro logra alcanzarte y dejarte la huella del casco en las posaderas, pero no hay que tenerles miedo sino convivir con ellos porque nunca van a dejar de estar ahí. Algunos de estos burritos puedo asegurar que son requetelindos y te invitan a dar un paseíto sobre su lomo, y hasta se dejan acariciar como Platero, esa especie de peluche suave y delicado que tan bien describió J.R. Jiménez y que, confieso, siempre me dio cierto repelús de tan cursilón.

No podría imaginarme dejar de salir a la calle por temor a un "burrito malo" o hacerlo con una chichonera puesta sobre mi cocorota. El miedo muchas veces es a lo desconocido y otras muchas al dolor. Temer lo desconocido es como poner el carro antes de los bueyes, pues si es a algo que no se conoce ¿qué sentido tiene tenerle miedo? Y temer el dolor es prácticamente lo mismo: o se tiene o no se tiene; si no se tiene no hay ni que pensar en él y cuando ya se ha instalado no hay otra que asumirlo y poner muchas velitas para intentar que desaparezca o, según el caso, ponerse en vena una dosis de 1 gr. de Paracetamol. El "que viene el lobo, que viene el lobo" sólo sirve para que al final éste aparezca (sobre todo si se está en una zona de montaña o boscosa) y te coma los higadillos.

Y todo esto lo digo porque quiero que sepáis que no tengo miedo a mi particular "burrito lindo", que lo único que en estos momentos me desespera es la incertidumbre. Y cuento por qué (menos mal que no quería convertir esto en una crónica de mi enfermedad): en mi escáner dice que tengo ganglios linfáticos en el cuello (alguno de hasta 1,8 cm) y una protuberancia de tejido linfático en la amígdala izquierda. El hematólogo decide que como no me nota al tacto los ganglios que no me va a hacer nada hasta que los palpe y me manda otro escáner para febrero, pero me manda antes al otorrino para que me haga una exploración y decida si hay que hacerme una biopsia. El otorrino, al que fui el lunes (por cierto, con un susto horrible porque en el recibidor de su consulta tenía colgado un cuadro del mismísimo Caudillo con escopeta y perro de caza a sus pies... ¡Eso sí que es como que te caiga un "burrazo" y te dé de pleno! Horrorizada sigo), tampoco me consiguió palpar los ganglios y después de meterme tres veces, para asegurarse, un tubito por la nariz que parecía una sanguijuela con la cabeza iluminada y al que notaba paseándose por mi carganta a sus anchas, aseguró que en la amígdala no tengo protuberancia alguna, que está limpita y sonrosada como el culo de un bebé. ¡Eso es esperanzador!, me dicen todas/os. Y claro, yo no puedo negar que cuando me lo dijo sentí campanillas en el estómago, pero ¡joder, que me digan quién se equivoca! Si el burrito de las narices vuela jugando al despiste y no puedes distinguir si es Platero o es Silvestre disfrazado de borrico, pues acabas siendo presa de la incertidumbre, que es peor que cualquier enfermedad porque no sabes a qué atenerte. Así que el día 30 vuelvo al hematólogo con el informe del otorrino para ver si decide someterme a otro medio diagnóstico (espero) que aclare algo el asunto. Total, la ansiedad a tuti plen trepando por mis canillas.

No tengo miedo a la enfermedad porque la conozco, ni tampoco a sus consecuencias, las conozca o no, es más, creo que el escáner es correcto y que ha resurgido y está ahí porque es lo suyo, pero con esta nueva situación ya no tengo la certeza al 100x100; lo que tengo es rabia y angustia de no saber si el burro volador me ha caído sobre la cabeza o se ha estrellado contra la acera y me lo puedo traer a mi casa a que se junte con el que ya tengo y se hagan amigüitos del alma como Camps y El Bigotes. Menos aún me siento con fuerzas para esperar a febrero a que me hagan otro escáner para saber si sí o si no aunque esa espera no vaya a empeorar nada porque este es un cáncer de crecimiento muy lento; tan lento que la vez anterior tardaron año y medio en meterme mano. Y así estamos, dejando que la vida transcurra pisándome de vez en cuando el callo que más duele. ¡Ah, bandida!

Hablando de otra cosa: viendo la cantidad de comentarios y el cariño y la ternura que habéis puesto todas/os en ellos, la transmisión de vuestros ánimos y fuerza y la enorme compañía que me estáis haciendo, pensaba yo que menos mal que esta casa mía en la que habéis entrado y dejado vuestras palabras es virtual porque no sé qué hubiese hecho si os hubiera tenido que acoplar en mi pequeño apartamento de la vida real. Jajaja. No sabéis la emoción que me estáis haciendo sentir, lo que agradezco vuestra compañía, lo que valoro vuestra amistad. No puedo abrazaros y besaros como quisiera, pero todas/os tenéis ya vuestra habitación en mi corazón y todo mi cariño. ¿Qué es una mísero "picotazo" al lado de todo esto? Yo os lo digo: caca de la vaca. Aunque este nuestro mundo nos parezca un caos y un despropósito, estoy convencida que lo mejor de él son las personas cuando tienen una calidad humana como la vuestra.

Millones de cariños, corazonas y corazones, y no os preocupéis porque esta que escribe tiene mucha caña que dar.

Burrito lindo y poesía.

30 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

Lo del burrito (¡qué mono es!) que apenas te rozara es una excelente señal, querida Isa. Entiendo tu zozobra de no saber exactamente que tienes. Eso es lo peor pero no le des muchas vueltas (ya sé que es fácil decirlo...) porque como te decimos todos los que te queremos, GANARÁS la batalla que tu eres de ¡armas tomar! Ánimo guapísima. Muchos besotes y abrazotes, M.

Antònia Pons Valldosera dijo...

Naciste de pie.
Miles de besos y abrazos.
Te queremos.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Hola Isabel:
Mira el borrico es uno de mis animales preferidos.
Porque es tozudo y a la vez sensato, como yo.
Pues ala Isabel.
Se tu también borrica, lo digo en plan cariñoso.
Lo de borrica, significa tozuda tenaz y échale coces a los borricos puñeteros, que hay en esta dolencia.
Yo te veo una mujer con mucha fortaleza interior.
Adelante amiga.
Besos desde Valencia

La Rodriguez dijo...

El destino nos dota de suerte, o tendencia a ella, en unos temas y mala suerte en otr@s.
En mi caso, me ha dotado de una salud tremenda, me maltrate lo que me maltrate, ahí sigo, vivta y coleando. que me pasa un tren por encima? yo inconsciente entre los railes y bajo las ruedas sin que ninguna roce un mm. de mi piel (y no es broma, aunque no me apetece hablar más de aquella experiencia que me dejó amnésica).
En cambio, el destino me ha dotado de una suerte dudosa en el terreno sentimental y laboral. Que le vamos a hacer! Al menos estoy viva, sana y puedo seguir intentando encontrar la suerte en otros temas.
Parece que tu karma también está en la integridad, eh Isabel? porque ese burrito podría haberte partido el cráneo y tú vas y te lo llevas a casa para adiestrarlo en técnicas más pacíficas! jejeje.
Lo mismo va a pasar con esas jodidas células que pretenden apoderarse de tu cuerpo, ya lo verás. A ti no hay quien te gane, y debes saber que todavía no te toca cambiar de dimensión, aquí todavía te quedan muchas cosas por hacer, y sinó ya lo verás.
Un besote grande para la gran mujer que nos deleita con sus letras,

Mònica

Cornelivs dijo...

Querida Isabel. Es un placer venir a tu blog. Te agradezco que hayas visitado el mio y el amable y cariñoso comentario que has dejado alli.

No me equivocaron, no: eres alguien especial, tu blog es fantástico. Lo he añadido a mi lista de blogs favoritos, de modo que te seguiré con recuencia.

Dos cosas:

1.- Lo del burrito. Bueno, eso no es lo peor que ha caido desde una ventana. Te juro, repito, te juro (caso REAL) que en Granada me abollaron el techo del coche: ¡¡¡tiraron naranjas!!! Es increible, pero CIERTO, lo digo por las 75.000 Pts. de entonces que me costó arreglar los naranjazos, no lo olvidaré.

2.- Lo de tu enfermedad: CUENTA CON TODO MI APOYO Y MI CARIÑO. AQUI ESTAMOS A TU LADO. Y TE AYUDAREMOS A SALIR ADELANTE, PORQUE SALDRAS...!

BESOS ENORMES.

Manolo dijo...

IsaHú. No te veo en el rol de Piolín. Tampoco en el del "lindo gatito". Como dice Merche fue una buena señal que el burrito (no de peluche precisamente) ni te acercara.
Sigue usándolo de talismán.
Besos y abrazos rudos.

Jan Puerta dijo...

Apreciada Isabel…
La entereza de una persona suele ser el mejor espejo para otras personas que no tienen claro el cómo afrontar un problema. A veces uno se ahoga en un vaso de agua y encima, resulta que el propio vaso, está medio vacío. En otras, las palabras vertidas por quien tiene experiencia se vuelven un acto de fe de tanta dimensión que aquello malo que corroe las entrañas se vuelve débil ante tanta convicción humana para superar el problema.

La vida es compleja en su definición. Creo que para evitar el pensar en ella y sus sufrimientos el propio hombre, huidizo a más no poder, se refugió en historias sin destino y en miedos que nunca fueron afrontados. Tu anterior entrada hablando del “monstruo” es una prueba más de la importancia de afrontar un problema abiertamente. Sin tapujos ni falsas definiciones. Un plantarle cara a la vida. Y para mí, ese acto de valor tiene un mérito increíble. Una virtud necesaria para otros, que verán en tus palabras un aliento de aire fresco en una sociedad asfixiante con las dificultades que uno pueda padecer.
Por eso, a pesar de la distancia que nos separa, mis mejores deseos venían de la mano de esa imagen que publiqué ayer en mi entrada. Mis palabras solo eran (al igual que estas) un reconocimiento hacia tu capacidad de superación. Letras solas que hilvanadas entre todos pueden hacer que uno/a se sienta menos solo. Más acompañado si cabe.
No estás sola. Lo sabes. Lo sé. Lo sabemos. Y por eso, ejercemos ese don que nos da la palabra amistad, para dejarnos ver en los momentos en que uno pueda notar ciertas ausencias.
Un fortísimo abrazo.
Por cierto, a mi me habían hablado de las vacas voladoras. Pero nunca de un burrito. ¿Sera acaso el rucio de Sancho Panza?

Ángel Corrochano dijo...

Pues la próxima vez, al lado del Burrito lindo, nos puedes dejar unas pastas y un té, que eso siempre reconforta, y de paso nos sentiremos aún más a gusto en tu casa ;-)
Pero verás como agarras a ese otro burrito del cuello y lo colocas al lado del que te cayó, ... y cuando lo recuerdes, aún te sonreirás, por que esa fuerza vital que derrochas da para mucho.

Un fuerte abrazo, y aunque se que es muy fácil decirlo, pero muy difícil digerirlo a diario, paciencia por la espera.

Neogeminis dijo...

Se me ocurre pensar que el burrito que "casi" cae sobre tu cabeza puede ser una metáfora de esta enfermedad que "casi" te roza...(quién te dice que los escáners no estén equivocados!)caso contrario y el diagnóstico sea acertado, ya verás que podrás domesticar de igual manera que a tu burrito saltarín a esta nueva amenaza.
Sea cual sea la realidad no es lógico que te tengan esperando hasta febrero para confirmar!...ahora, y en confianza, lo peor de lo que has contado es eso de tener que concurrir a un especialista con el generalísimo de custodio! jajajajajaa...eso, más que un burrito que cae, es un hipopótamo gigante que te aplasta!!! jejejee


Un abrazo mujer!...y a no perder las esperanzas, que de eso, se alimenta el alma!

Anónimo dijo...

Buenos días, Isabel Huete:
El mundo es un pañuelo. Mira, hace dos días hablando en La acequia de Beltenebros y veo casi las obras completas de Muñoz Molina.
El burrito, quería aprender. Y por eso quiso ir a tu casa, que sabía que te gustan los buenos libros.
Pero, no me ha gustado nada cómo te has referido a Platero. ¿Tienes algo contra los burritos suaves y blandos por fuera, que se diría que son de algodón?.

Saludos. Gelu

P.D.: La incertidumbre de las esperas de los resultados, son peores que la enfermedad, que a veces ni existe.

Selma dijo...

Entrar en tu linda "casa" y leerte es toda una lección de valentia, te admiro profundamente, Isabel, y me hace feliz formar parte de los que te queremos un montón..
Ya te enlacé no me perderé, así, ninguna de tus Entradas.

¡Besos muy cariñosos y todos los ánimos del mundo!

Anónimo dijo...

ARRE BORRIQUITO
ARRE BURRO ARRE
ANDA MÁS DEPRISA
QUE LLEGAMOS TARDE...
Besis y besis, guapis todis.
Adu

El Ente dijo...

hola Isabel!!! vengo a darte un achuchon grande grande y un abrazo de oso... Estamos ahí arriba ehhh... VAMOS A GANAR CORAZÓN!!

Otra cosita... yo vivo cerca de un pueblecito de Málaga llamado Mijas... aquí están los famosos burro - Taxi!!! pero hija mía la bajada de bandera está más cara que la de los taxi de cuatro ruedas... vamos que te sale más barato un viaje a Londres en avión en las líneas de bajo coste... jajajaja

BESOSSSSSSSSSSS!!!

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

No podrán contigo. Ni los burritos lindos ni los asnos.
Mil besos.

Diego Fernández Magdaleno dijo...

Un besazo, Isabel.

Freddy dijo...

Isabel, qué fortuna es que a través del internet podamos habernos leído, y que por medio de la lectura nos hayamos conocido, porque escribir nos desnuda, nos muestra desde dentro, nos regala oportunidades mágicas de hacer amigos sin importar el espacio físico ni las nacionalidades, ni fronteras estúpidas, amigos del alma y la sensibilidad para con los otros humanos igual a nosotros.

Es normal sentir un poco de desesperación e incertidumbre en esta etapa de diágnosticos inciertos, finalmente demuestra que somos humanos con toda clase de sentimientos.

Pero hay algo más fuerte que la incertidumbre, es la fuerza y el amor que tu sientes por la vida y por todo lo bello que hay en ella, porque ésta si bien presenta cosas difíciles y a veces putadas como el cáncer, bien vale la pena vivirla, y sólo pueden verlo y disfrutarlo seres enteros y grandes como tú.

Por ahora hay que centrarse en reposar, sin bajar la guardia, claro, y refugiarse en las artes, en el amor de familiares, en las cosas simples y hermosas que nos da el vivir, y en el cariño de todos los que te seguimos, tus amigos.

Que mira que tienes que venir a México, y yo darte un abrazo fuerte, si no me enojo contigo, faltaba más.

Te mando mucho cariño y energía, para que seas más fuerte y enorme de lo que ya eres.

Sinceramente
Freddy

salvadorpliego dijo...

Ese burrito es de buena suerte, por eso no te golpeó. Lo mejor para ti y tu salud.

Un fuerte abrazo.

SILVIA dijo...

Lindisima Isabel... que te puedo decir que no te hayan dicho ya...
Que te quiero, que eres una de las mejores personas que he conocido, que es un placer, siempre, entrar en tu casa y disfrutar de tus palabras, que eres fuerte y dura (como el burrito). Que vas a ganar y por goleada, que aqui estoy, que aqui estamos, que adelante. Siempre con la caberza bien alta y la cara al descubierto, que pa eso la tienes asi de linda.
Es un placer compartir contigo, es un honor que compartas conmigo.
¡ Animo corazona, porque tu lo vales!
Mil besitos, hoy, cargados a rebosar de buenas vibraciones!!!
Pd: En mi casa te dejo una dedicatoria especial que espero te guste.

Lola dijo...

La espera es el peor trago pero procura entretenerte en otras cosas aunque se que lo que digo son solo palabras. Nos tienes a todos haciendo fuerza positiva dirigida a ti. Un beso Lola

Donce dijo...

B-U-rriquillos malos a ti...? jiijiji, mira niña, después de ver la bronca que le echaste a la del peaje... tú eres capaz de comerte vivo a un tiranosaurio rex y encima mojar pan en salsa chimichurri!!!

-que te como yo!-

(ah! y me quedo con la opción del otorrino, el del cuadro "manga" del recibidor... coño, que cualquiera se atreve a llevarle la contraria a ese tío!)

Fermín Gámez dijo...

Eso que cuentas de esos burritos como metáfora de lo que puede sucedernos cualquier día es un temor que siempre tengo. A veces me preocupo demasiado con el tema.

javiera vega dijo...

El Cancer pasará, tú no.

un abrazo

Montserrat Sala dijo...

Querida Isabel: es el primer dia que entro en tu blog i además sin permiso. Discúlpame, pero es que me ha parecido, que te han dicho muchas cosas, y hay una principaal que nadie la ha mentado. No eres la única en el mundo que subre incertidumbres i enfermedades graves. Te podria deir un rosario de problemas a cual mas punzante i tenebroso. piensa un poco en eso,quizás te ayude. Abrazos grandes.

Roger Rivero dijo...

Isabel, gracias por tus palabras de aliento y por contarme la historia tuya personal con tu lucha contra el cáncer. La verdad es que admiro no solo tu valentía, sino que estas clara en la forma correcta de enfrentar estas cosas que nos cambian la vida a todos, y se desprende que tienen una mente fuerte para enfrentar estos temas de salud delicados, por eso confío en que saldrás adelante y a pesar de todo saldrás triunfante de esta enfermedad que evidentemente es delicada y de apretarse los cordones del zapato para hacerle frente. Lo lograras, al menos es mi mayor deseo. Te deseo mucha suerte y sobre todo mucha, mucha salud mi amiga, un abrazo fuerte, y se te quiere, Roger

(QUE BURRITO TAN INTERESANTE, ME GUSTO LEERTE,D ESPUES DE TANTO TIEMPO DESAPARECIDO)

Fermín Gámez dijo...

Te agradezco tus palabras tan atentas de hoy, Isabel. Siempre es alentador contar con el apoyo de una amiga.

Besos.

Filoabpuerto dijo...

Queridísima Isabel tienes una fuerza y coraje asombrosos

Un fuerte abrazo

Merce

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

Si la cosa funciona es una estupenda película de Woody Allen. Hay una escena reveladora. El protagonista, un suicida en potencia, pero gafado para quitarse de enmedio, un torpe en esas cosas de matarse uno mismo, se tira por la ventana con la fortuna (para él no, para el resto) de caer encima de una buena señora que pasaba por allí. Sobra decirte el resto de la historia, el cómo se desarrolla porque tú ya te lo puedes imaginar. Caen cosas que nos cambian la vida. Podemos caer nosotros mismos, y caemos como los gatos (precioso el de la foto de la ternura), de pie. Un beso gordo de domingo gris en mi pueblo, Isabelita.

Marina dijo...

¿Sabes que a mí una vez me pasó rozando una pesa gorda de olla a presión, de esas de las de antes? Joder si me llega a dar me parte la cabeza. pero no me la pude llevar a casa porque salió corriendo el papá del niño que la había tirado por la ventana y me echó la bronca xk la tenía en la mano. Me le quedé mirando perdonándole la vida, porque si me dejo llevar le doy una patada en los oeufs que le dejo retorcido al muy ca....
No dejemos, ni tú, ni yo, ni nadie, que las pesas pesen... siempre saldrá corriendo algún gilipollas a por ellas ja ja ja.

Besos de puertas adentro y de puertas afuera.

Antonio Aguilera dijo...

Ganaste un burrito muy simpàtico. Supongo que al verte prefiriò no hacerte daño.
Muñoz Molina estarà encantado de tenerlo presidiendo sus libros: creo que he identificado cuatro del Ubetense.
Màs en tu perfil de lecturas reconozco que has devorado màs de una buena pieza: enhorabuena; ya me gustarìa a mì poner esa colecciòn en mi perfil.

Leo en los comentarios de los amigos que me preceden, una voz ùnica deseàndote entereza hacia unos resultados,supongo que mèdicos.
Me uno a ellos deseàndote lo mejor del mundo.

Un abrazo

la-de-marbella dijo...

Quieres decir quel el destino es el destino y el tuyo no estaba entre las patas del burrito. Yo Amiga mia te recomiendo vivir hoy y dejar que mañana llegue cuando tenga que llegar. Tu actitud es fundamental para curarte y aqui te envio un trozo de amor y compañia. Besos desde Marbella

FOTOLIA