Bitácora de Isabel Huete

SOLIDARIDAD CON HAITÍ

SOLIDARIDAD CON HAITÍ
PINCHA EN LA IMAGEN Y SI TE INTERESA MANDA TU COLABORACION A diointer@wanadoo.es (copia y pega la dirección de e-mail)

13 enero 2010

¿Se puede llegar a helar el corazón?



Hay ocasiones en los que una no sabe cómo gestionar sentimientos tales como la pena y la decepción cuando son consecuencia de situaciones que no por temidas son menos inesperadas. Demasiadas veces creemos que lo razonable es que la amistad, el cariño y la confianza que repartimos tengan consecuencias positivas y quienes los reciben sean capaces de responder en igual medida, pero no siempre es así. Sigo siendo ingenua, que es casi lo mismo que decir que suelo tener buena fe, pero a veces la vena de la rabia se inflama y no encuentro más que palabras gruesas pujando en mi garganta para ver cuál consigue salir primero y devolver el daño. Y no quiero porque sé que éste puede ser aún mayor que el que he recibido y luego me quedaré con la mala conciencia de haber actuado de forma desmedida y hasta desproporcionada. Así que callo, y cuando callo por temor a mí misma, aún sintiéndome gravemente ofendida, no lo hago convencida de que esa sea la mejor solución porque siento en el estómago el rugir de la impotencia y de la injusticia y en el corazón congelarse los latidos.


Dejo pasar las horas y la rabia se disipa, la ofensa se sumerge en el olvido y reanudo el camino guiándome por la estrella más brillante, pero el frío ya no se marchará nunca.

Hoy no late la poesía.

28 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

A VECES SENTIMOS IMPOTENCIA, ANTE LOS DESENGAÑOS E INJUSTICIAS.

EL CALLAR Y TRAGARNOSLO TODO TAMPOCO ES BUENO, PORQUE A VECES ESTALLA CONTRA NUESTRO PROPIO CUERPO, POR ESO ES BUENO PODER CONFIAR EN ALGUIEN Y SOLTARLO.

LO QUE YO HE HECHO A VECES ES ESCRIBIRLO PARA MISMA Y LUEGO ROMPER EL PAPEL. ESTO TAMBIEN DESCANSA.

UN CÁLIDO ABRAZO. Montserrat

Minerva dijo...

No me nada de nada, sólo eso de que se infla la vena y la rabia, pero nada de que el corazón se te hiele y el frñio nunca se marche... mañana lo verás, tú que eres uno de los ejemplos de sensibilidad, empatía y amor de ida y vuelta, o sól oneway.
No te deseperes, el frío marchará y quien te ofendió se dará cuenta o no, pero espero que tu razón sepa ver que sólo si se disculpa tendrá derecho a volver a entrar en tu vida.
Te mando un abrazo laaaaargo desde Barcelona, buena amiga! Mò

Marian Raméntol Serratosa dijo...

En muchas ocasiones nos sentimos así, Isabel, pero yo soy de la opinión que la culpa hay que disiparla, sea poniendo las cosas claritas, sea dejando que el tiempo cicatrice los malos entendidos, pero disiparla al fin y al cabo.

Un abrazote
Marian

la-de-marbella dijo...

Se puede. Leyendo tu entrada me he sentido identificada. Me ocurre lo mismo.Lo importante es saber que pase lo que pase, tambien pasara y volverás a ser tu misma. Vamos, piensa en poesia y veras el humo diluir la rabia. Un Beso

AntWaters dijo...

Ohhhh, pues ya la he notado, a la poesía... jodidilla, pero poesía también. No sé, yo me encuentro en el medio....

Es decir, por un lado pienso que contestar a los ataques... considérese el no devolver la pelota, uno de ellos... considero que si te joden, y encima vas a llorarte por ello... pues vuelves a "perder"... no sé el qué pero esa es la sensación.

Por ooootro lado, creo que es necesario, reaccionar... yo es que vengo de un extremo e mi lobito me infla el ego e intento quedarme en el medio.... porque sí, no creo que sea justo.. pero qué será la justicia... que sea uno quien siempre ceda, vaya... bah bah bah....

Pero no te me vayas a quedar como la estúpida luna, ahí girando en torno a algo solo porque la luz de otro la hace parecer bonita... u nas horas después del día....

nu sé.

un beso

BIPOLAR dijo...



Lamento profundamente que tu poesía se congele.

BIPOLAR dijo...

Hemos tenido pensamientos paralelos

Amig@mi@ dijo...

Por supuesto que el corazón puede llegar a helarse, pero pronto llega alguien que lo arropa y rápido recupera su calor.
¡Qué difíciles son a veces las relaciones humanas...!
Un abrazo

SILVIA dijo...

Mi linda Isabel. No sabes como te entiendo, he pasado por esa situación más veces de las que hubiera querido. Pero ¿sabes qué? la rabia acaba mitigándose y la impotencia se esfuma poquito a poquito, y todo termina por pasar.
Arrópate con las palabras de todos los que te queremos, agárrate fuerte a nuestro cariño, y verás como el frío te abandona dando paso a un calorcito acogedor.
Mil besitos corazona!!!! Que se te quiere mucho.

Cornelivs dijo...

Entonces ya somos dos, amiga.

Te entiendo muy bien. Pero recuerda una cosa: "el que sufre un agravio puede olvidarlo; jamás el que lo hace".

Ten paz.

Besos enormes...!

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Ya que va de consejos: No hay mayor desprecio que no hacer aprecio.
Pero a veces duele y sí, el corazón se hiela. Lo peor es cuando ni siquiera nos damos cuenta de que basta con poner las cosas en su sitio y tardamos en salir.
Y qué difícil es el mundo de las emociones.
Besos.

Adu dijo...

Isabelita que ya tengo línea, nena.
¿Qué te han hecho, corazona?
B-sito.

Anónimo dijo...

Buenas noches, Isabel Huete:

Me parece que exageras, y estás haciendo teatro. Pero tienes gracia, hasta para eso. No creo que te calles. No debiéramos callarnos cuando algo nos duele. Al menos, que la otra parte se entere.
A la injusticia que se comete, si se le añade el sentimiento de impotencia a no expresarnos, es algo a lo que daremos vueltas y más vueltas. Que sólo nos calle un juez, y porque esto ocurre porque sí, porque le da la gana a su señoría. Pero hasta en estos casos: recurrir y recurrir.
Que la poesía no permita que se nos hiele el corazón.
Y que el corazón nunca sea un cacho de carne. ¡Qué estupendo -como siempre- el post de D. Antonio Gutiérrez Turrión!.

Un abrazo. Con cariño, Gelu

P.D.: Con todos los comentarios de "paralelas" podríamos forman pentagramas superpuestos. Y luego llenarlo de notas musicales.
Y decir a Cornelius, que el que hace un agravio conscientemente, hará dos, tres, ...y trescientos mil.

Marina dijo...

Yo soy una "nenaza" y lloro. Pelo cebollas y lloro. Me meto en la ducha y lloro...y lloro. Así se descongela el corazón...pero...pero...pero. Cuando el llanto amigo me ha dejado trankila y sosegada, cojo al cabrón/ona de turno y entonces, sí le digo todo lo que pienso, calmadamente... a veces sale bien...a veces sale mal. Si sale mal, me olvido de esa persona para el resto de mi vida.

No sé si esto es bueno o malo, pero funciona (a veces no, para que te voy a engañar).
Hubo una vez que el agraviador se murió de repente y me dió una especie de ataque de ansiedad...ufff ya te lo contaré. Pero para esta historia, que es muy buena, tendrás que venir a verme...¡¡¡¡vennnnnnnn!!!!!!

Un beso en el ombligo, que hace mucho que no te lo daba...

Manolo dijo...

Al igual que Gelu no creo que te calles. Tienes muchos "reaños" y capacidad de superación. En cualquier caso, todos ofendemos en alguna ocasión y casi siempre a los que más queremos. Ellos a nosotros, también. Lo mejor es hablar o estallar y no guardarlo.
Besos de lluvia.

NERIM dijo...

Querida amiga, te equivocas... Hoy sí hay poesía. Y mañana, y pasado.....

Tú eres la poesía y el sentimiento personificado.
Agárrate a quien puedas o quieras (mi brazo es tuyo si lo necesitas) y no dudes es seguir y hacerlo siempre.

¿Impotencia? ¿Dolor? Todo esto no constata si no que seguimos viviendo, asi que por qué no celebrarlo!!

Un besazo guapa, que se te quiere mucho, ya lo sabes.

Miren.

lavelablanca dijo...

Pero el cadáver, ¡ay!, siguió muriendo.

Entonces, todos los hombres [y mujeres] de la tierra
le rodearon; les vio el cadáver triste, emocionado;
incorporóse lentamente; abrazó al primer hombre [mujer]; echóse a andar...

Un abrazo blanco.

Montserrat Sala dijo...

Lamento infinitamente que alguien te haya ofendido. Para nada mereces una cosa así, (espero no haber tenido nada que ver con mis torpes palabras o comentarios).
Ante una cosa así, el corazón se congela se endurece y hasta se rompe.
I después, aunque lo reconpongas siempre, queda la señal del Locktite.
Pero tú eres mucha corazona. Animos.

BIPOLAR dijo...

Te enlazo peque. He ido más lenta que un caracol porque si un párrafo no me gustaba aquí otro allá... pero definitivamente un corazón congelado no se puede recuperar.

Ignacio J. Rivas dijo...

Y dice que no hay poesía.....otra talentuda que le sale por los poros! Un abrazo para esos´momentos de bajón e impotencia!

BIPOLAR dijo...

Pinchando en AGORAFOBIA, que es mi título, sale tu página.

Victoria dijo...

Pues la respuesta es si... a mi se me hiela muy amenudo...
Besos enormes

Sibyla dijo...

Hola querida Isabel!

Es cierto que en las relaciones humanas, pueden surgir fisuras muy difíciles de reparar, pero precisamente la poesía está por encima de la bajeza humana, y es lo único que nos puede "curar".

Te envío un Poema en forma de abrazo grande y fuerte!

Tú tienes un corazón grande y cálido:)

Georgia dijo...

La poesía pasa por sus respectivas estaciones, y en cada una de ellas debemos ser solidarios...el sol calentará las letras que aún en hielo permanecen en el tintero...

Cornelivs dijo...

http://cornelivs.blogspot.com/2010/01/1-aniversario-del-manifiestro-por-la.html

Imposible detenerme, amiga. En el enlace de arriba encontrarás mas información.

Cuento contigo.

Gracias por anticipado y un enorme abrazo.

Mónica López Bordón dijo...

La poesía late, tiene que latir todos los días, a cada instante, una vida con poesía es otra vida, es una manera fuerte de estar en el mundo, a pesar de todo...

besos

Lely Vehuel dijo...

Llego de paso, por este tú sitio que me hace sentir muy bien, me encuentro cómodo de visitarte, Este lugar tiene una buena vibración, te seguiré y demás esta decir que te espero por el mío, hasta pronto.

Adu dijo...

Se me olvidó decirte que ellos rara vez se disculpan, más que nada porque no tienen conciencia en absoluto de habernos ofendido. C´es t la vie, cherie! Ajo y agua.

FOTOLIA