Bitácora de Isabel Huete

SOLIDARIDAD CON HAITÍ

SOLIDARIDAD CON HAITÍ
PINCHA EN LA IMAGEN Y SI TE INTERESA MANDA TU COLABORACION A diointer@wanadoo.es (copia y pega la dirección de e-mail)

20 mayo 2008

Creo que Dios me ha castigado.... o me ha mirado un tuerto.

Je, ese dios que dicen que premia a los buenos y castiga a los malos parece que la ha tomado conmigo, porque hay cosillas de las que no consigo salir ni a la de tres, como por ejemplo que no me llegue un dinerillo que estoy esperando desde hace casi un año para poder comprarme otro ordenador y otro sofá cama, que ambos están para ser enviados al cementerio de los trastos irreparables, o que pueda ponerme de una puñetera vez cristales progresivos en las gafas (que valen un pastón), o que se me quite esta ansiedad crónica que tengo desde antes de nacer, o que no consiga que me den un jefe de recambio (por inservible el actual) que me encargue algún trabajo y no me tenga de brazos cruzados... En fin, que este dios nuestro de cada día la ha tomado conmigo.
Usease, que he tenido que tomarme una baja por aburrimiento laboral (la psiquiatra dice que estoy deprimida aunque yo no lo note); que mi puto ordenata es un cascajo y ya no me deja trabajar en multitud de páginas de Internet, entre ellas mi blog, porque no lee no sé qué cosa que se llaman scripts, lo que me ha obligado a venirme a un ciber que tengo enfrente de mi kelli pero en el que no puedo bajar (o subir) fotos de EDITA para seguir con mi "cuento de viajes"; que estos día que he dormido en el sofá-cama porque la habitación la ocupaban mis amigos mexicanos, han terminado cabreando a mi hernia discal y voy medio coja; que cada día veo menos lejos con las gafas de lejos y menos cerca con las gafas de cerca (la edad no perdona, ya lo sabes tú querido Pedro... jeje); que cuando mi vida se trastoca por acontecimientos que no deseo (el viaje a Barcelona por asuntos de mi brother ha sido uno de ellos), la ansiedad empieza a darme puñetazos en el estómago y tardo un montonazo de días en conseguir arrastrarla al barranco de los demonios, aunque la muy hija de puta es como un "alien" que se resiste a morir si no es matando; que mi jefe es un capullo que desde que llegó nos tiene aburridos de no trabajar, y yo estaría a estas alturas con la camisa de fuerza si no fuera porque suelo escribir el blog para por lo menos hacer algo productivo. Total, que estoy de baja en mi linda casita pero sin ordenador que me consuele en condiciones.
Visto lo visto, he decidido: irme a la casa de José Mayoral en Tembleque, donde trabajo mis libros, para achicar, cubito a cubito, la mala leche que me ha inundado la azotea. Allí, al menos, me relajo con el silencio, los paseitos por el campo manchego, la visión de las plantas creciendo, y cortando maderitas para la jaula en la que se esconde el nuevo libro que he editado. También tengo el ordenata de Mayo, aunque al no tener instalado ADSL conecta a paso de caracol-col-col, y ya no cuento lo que tarda en subir (o bajar) fotografías. Bueno, mejor eso que el ciber.
Pues eso, que este dios nuestro que dicen que premia a los buenos y castiga a los malos me ha demostrado que necesita gafas nuevas, y no lo digo sólo por lo mal que me trata a mí (que soy tan buena, por cierto), sino porque ¡anda la que tiene liada con los chinos, birmanos, tibetanos y demás pueblos oprimidos por sus podridos y dictatoriales gobiernos! Los malos malísimos siempre son una minoría, pero, joder, cómo sobreviven y qué bien viven a costa de los miles de millones buenos buenísimos. ¿Dónde está entonces Dios, o es que no está?
Mala leche y poesía.

11 comentarios:

BIPOLAR dijo...

Eso se llama MOBBING y está más extendido de lo que el resto de mortales piensa, sobre todo en la función pública.
Después de 5 años sin ningún trabajo que hacer más que acudir día a día al curro para encender el ordenador, sin llamadas telefónicas, sin correspondencia, la mesa vacía y el jefe al lado por supuesto. Visité millones de páginas web que al final también me aburrían. Mi jefe se quejaba de todo el trabajo que tenía que hacer pero a mi no me lo daba. Se quejaba cuando estaba de vacaciones.
Dejé de comer y no me di cuenta de ello. Ese año murió mi padre y al final no pude más. Estuve un año de baja, cuando me incorporé fue durísimo, estuve otro año más con el mismo jefe. Estás marcado con una "equis" de persona rara y poco deseable y lo único que siento es si por mi actitud mi hijo se sintió perjudicado.

Ánimo Isabel disfruta, descansa, el organismo necesita volver a su ser, se desestabiliza todo, te lo digo yo, que lo he vivido en persona. Deja huella es verdad, nunca se olvida. Todo el mundo te mira como un bicho raro, pero los hijos de puta son ellos.

El Tipo de la Gorra Roja dijo...

Carajo.

Dios esta de baja como tú. Esta jodido con la alergia, me lo ha dicho. Fíjate, lo único que hace es quitarme las novias...debe de ser que soy malo malísimo...o bueno buenísimo; porque con este Dios ya no sabemos a que atenernos.

Disfruta del sol toledano de ese gran pueblo

Anónimo dijo...

¿Todavía crees en "esas" cosas? ¡Maribel!

Lamento que lo estés pasando mal. Reacciona, tú puedes. Cosillas como el trabajo, a nuestra edad, ya no nos deben hacer daño. Con el camino que llevas recorrido (y no estamos hablando de una autopista) no te rindas ante una depresión. Disfruta de los buenos momentos que te proporciona el entorno que has elegido, y sigue adelante.

Maribes: tú vales mucho (y lo sabes, puñetera)

Un besazo. Àngela

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

No esperes a Dios, que de ordenadores sabe poco. Paseos, lectura y buenos amigos. Y a sacar la mala leche. Besos y ánimos.

jg riobò dijo...

Estoy seguro que en Tembleque dejarás toda esa ansiedad y esperemos que cobres lo que se te debe.

Pilar dijo...

Hola, Isabel, que te debo un comentario, que he andado liada y no he tenido tiempo.
Nada más, un besito me voy a dormir.
Hasta mañana.
son las doce, no sé qué haraás, pero que descanses tú también.

Donce dijo...

Isabel, aquí otra que te comprende. Date un tiempecito de relax porque lo necesitas, pero si te sirve de algo, te diré que cuanto más tiempo estés de baja, más te va a costar volver, así que ya sabes, descansa y cuando te veas con fuerzas: agarra al toro por donde más le duele y retuérceselo-s!!.
Venga guapa, con lo vitalista que tú eressss, "cagoenla..."!!!!. Un besazo
pd.: hija, tienes salero hasta "pa" contar las penas...

Isabel Huete dijo...

Bipo, cariño, sé bien lo que es el "mobbing" porque lo sufrí hace algún tiempo, y lo peor es que mi jefa era una supuesta amiga... Entonces sí que estuve de baja por ello. Lo de ahora no lo es, para mi suerte. Simplemente tengo, tenemos mis compis y yo, un jefe que es un mastuerzo. No nos acosa, sencillamente nos ignora, y nosotros a él. Puedo comprender perfectamente cómo te sentiste cuando lo sufriste. Es algo que mucha gente no entiende, y lo peor es cuando tus compañeros no se ponen de tu lado.
Un besazo, guapísima.

¡Hombre, tipo de la gorra roja, qué alegría verte por aquí! Sé que me dirás que ya vale decírtelo tanto, pero te tengo muy presente. Ten paciencia conmigo, eh? Bueno, creo que ya explico en la entrada lo de Dios... Y no sabes cómo siento que te haya quitado la novia... Pero no te preocupes porque estoy segura que pronto tendrás a otra a la que querer. Al menos yo te lo deseo porque estoy segura que de verdad eres bueno buenísimo.
Besazos gordos.

Angela, corazón, ¿pero no me conoces? ¡Como crees que puedo creer que dios me ha castigado! Bueno, por lo menos ha servido para verte pasar por aquí, que siempre me alegra un huevo.
Yo nunca me rindo, tú lo sabes. Y gracias por decirme eso de que valgo mucho... Yo nunca lo he sabido, sólo un poco.
Besucos grandes.

Seguiré tus consejos, Pedro. Si hay algo que me levanta el ánimo es el contacto con la naturaleza y trabajar mis libros, y mi gato.
Besotes.

Javier, la ansiedad nunca desaparece, aunque he conseguido controlarla bastante bien, más desde que sé que disminuye las defensas, y yo eso no me lo puedo permitir desde que tuve el cáncer linfático.
No me debe nadie ningún dinero; estoy esperando la venta de un "tesoro" familiar que está costando un montón aunque es una maravilla.
Besitos

Piluca, cielo, ¡que tú no me debes ningún comentario! ¡Pero qué cosas tienes! Si se puede, se puede, y si no, pues no se puede. No es obligado, para nada, aunque me encanta que me los hagas... Jajaja. Gracias mil y besos gordos.

Isabel Huete dijo...

Donce, no te preocupes, ya ves, si lees lo que he escrito hoy, que soy una luchadora nata. Lo peor es que deprimida, deprimida no me siento realmente, sólo un poco "agotada" de los últimos acontecimientos de mi vida. Es curioso que después de días tan activos como he tenido y en los que me lo he pasado de puta madre, me sienta como "tiradilla". Pero sé que es circunstancial y que todo pasa. La mejor cura es la naturaleza, la brisa que se lleva los malos pensamientos, y el olor del campo.
Gracias,cielo, por esos animos.
Besucotes

PILAR dijo...

ay isabel
ay huete
qué me encantas
que me encanta como escribes, de verdad.
sabes?
los que sufrimos de neurosis, de angustias, de ansiedades, de agobios varios somos unos tipos especiales...y estoy segura de que con ello sacamos más bueno que malo.
a ver, sabes qué , creo que dios, al menos el mío, aunque no megusta apropiarme de nada ni de nadie.
es chiquitín
es débil
es pobre
es impotente
no es un SuperDios
que no,
que no es así
sé que esto a lo peor te ponga de peor leche, espero que no.
cómo podría explicarme bien para que pudieras entenderme.
que no, que el dios de mis días y de mis noches, te quiere.
que no es un superpadre,
que no es proteccionista ni paternalista, que no
que nos ha dicho cómo tenemos que montárnoslo,
que no va a venir a hacer nada
que no
que cree en nuestra responsabilidad
Ah, qué bonito echar balones fuera
y que cargue él con nuestros rollos.
No sé si me explico.
Mira, si puteo al de al lado o el me putea a mí, no es dios, coño , es ese tío-tía-jefe-compañero....QUIEN SEA que está ahí, y qué él también está perdido, qué él o ella probablemente tendrá un motivo, una causa, un YOQUÉSÉ para hacer lo que hace...y así en lo cotidiano de cada día y en la inmensidad de este mundo con sus injusticias, sus todos...
todo este caos incomprensible que es este mundo en que nos toca vivir, para mí, sólo lo explica el dios que fue clavado en la cruz.
eso, mi incredulidad mogollón de veces, mis tacos, mis borracherillas de vez en cuando, mis risas y mis amigos, mis canciones, mis hijos, mi marido, mi blog, y alguna cosa más hacen que aguante en este putobellomundo
JODER, QUÉ ROLLO.
Espero que te haya servido de algo.
Un beso en la distancia cercana de este mundo virtual

PILAR dijo...

ay isa
ay hue
ay bel
ay te
que te acabo de hacer un comentario y me jodería un montón que se haya perdido en el ciberespacio.
ya me enteraré cuando lo bajes, lo subas, lo metas o lo saques
BESOSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS

FOTOLIA