Bitácora de Isabel Huete

SOLIDARIDAD CON HAITÍ

SOLIDARIDAD CON HAITÍ
PINCHA EN LA IMAGEN Y SI TE INTERESA MANDA TU COLABORACION A diointer@wanadoo.es (copia y pega la dirección de e-mail)

07 agosto 2008

La Nada

No daba para más
no daba ni un suspiro quedo
entre la tormenta
y el aullido
de los ahogados
que flotaban como peces
con las agallas al aire
y las escamas flácidas
moradas.
Era mentira que la tierra
surgiera de la mar
de las entrañas de las olas
o de las corrientes heladas
o de los abismos inexplorados
o de la inútil esperanza
de llevar sombrero y corbata.
El dedo pulgar de la mano derecha
se lo comió un tiburón
y ya no pudo volver a chupárselo
el dedo índice señalaba
el horizonte
la nada.
(Patera.Fotografía de Borja Suárez)

En recuerdo de los desesperados que nunca llegaron.

Inmigrantes y poesía.

10 comentarios:

jg riobò dijo...

Muy bonita y expresa la realidad.
Yo me pongo en su lugar.

javiera vega dijo...

hola, gracias por haberte dado una vuelta por mi blog.Lei tu poesia, me parece comprometida a un problema social, enhorabuena!

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Qué duros son estos viajes.

Isabel Huete dijo...

Javi, es que la única forma de poder comprender a los otros es poniéndose en su lugar, aunque a veces cuesta, la verdad.
Besotes

Javiera, suelo visitar tu blog porque me gusta mucho lo que expresas y cómo lo espresas. Gracias a ti por escribir tan bonito.
Un besazo.

Pedro, ¡olajá fueran viajes...! Aunque suene a título de peli, yo les llamaría travesías mortales.
Besucos.

Merche Pallarés dijo...

¡Qué desesperación! para arriesgarse en un viaje así... Besotes, M.

Isabel Huete dijo...

Sí Merche, ¡y qué dolor sentir la frustración aún llegando!
Besazos.

cuentosbrujos dijo...

este sitio es un remanso, llegué a descansar pero no descansé, muestrame el camino,
bonito de veras
saludos brujos

Isabel Huete dijo...

Aquí tu casa, aquí un remanso cuando la fiebre no sube de 37º.
Besos brujos

BIPOLAR dijo...

Desde Tarifa, tan sólo hay 26 kilómetros de la muerte a la vida.
Uno se pone en el pellejo del que en ese momento también nos está mirando y clama justicia social.

Merecido homenaje

Isabel Huete dijo...

Bipo, es que se lo merecen porque lo único que quieren es vivir como seres humanos, no como animales.
Gracias, cielo.

FOTOLIA