Bitácora de Isabel Huete

SOLIDARIDAD CON HAITÍ

SOLIDARIDAD CON HAITÍ
PINCHA EN LA IMAGEN Y SI TE INTERESA MANDA TU COLABORACION A diointer@wanadoo.es (copia y pega la dirección de e-mail)

26 diciembre 2008

No todo es de color rosa


Las ardillas se asomaron a la ventana para contar
un sueño que el vacío les robó.
Nadie bajo la oscura capa de hormigas
osó mover un músculo.
Un árbol tiñó su sombra de carmesí y secó
las flores que inquietas retozaban.
El pájaro cantó afónico una melodía
dedicada a la quietud del viento.
La gota de lluvia saltó de rama en rama hasta evaporarse
sin llegar a caer sobre el helado manto de hierba
ennegrecida por el fuego que una estúpida mano prendió.
El zorro salió de su guarida al olisquear la sangre que brotaba
de las fuentes abiertas a la furia del rayo.

La niña no pensaba, sólo intuía la catástrofe.


Salvarnos y poesía.

9 comentarios:

Ventana indiscreta dijo...

Isabel, sobre ese poema tuyo has colocado una imagen apocalíptica más propia de esas películas americanas agoreras en las que, por citar a alguien, Bruce Willis, nos salva. Más si la base de tu poema es la naturaleza. Los rayos en general son de buen augurio: traen sonido, miedo a los niños y, después, agua. Salvo que sea una tormenta seca.
Besos desde Madrid.

Isabel Huete dijo...

Ventana, ya veo que afinas mucho... A veces no es tanto lo que se ve como lo que simboliza... Los rayos no sólo asustan a los niños, también a muchos mayores, y el agua de lluvia puede ser catastrófica: ejemplos los hemos tenido este mismo año en España y en otros países, mucho peores. En fin, que cada cual ve lo que quiere ver. Gracias en todo caso por el comentario.
Besos.

Merche Pallarés dijo...

Los rayos pueden ser MUY peligrosos. La foto es preciosa y el poema bello pero triste... Besotes post-navideños, M.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

quizá hace demasiado tiempo que no sé distinguir el color rosa...

BIPOLAR dijo...

De todo el relato la que realmente me asusta es la niña por su capacidad de intuición.

Me ha gustado mucho, es muy diferente respecto a lo que te había leído hasta ahora.

Isabel Huete dijo...

MERCHE, como dices, puede haber rayos MUY peligrosos, sobre todos los que te lanza la vida, ¿eh? Hay que ponerse el pararrayos para que no te alcancen... :))
Besazos, amor.

PEDRO, es que llevas un año... Creo que te voy a regalar un ramo de rosas.
:))
Besos grandes.

BIPO, tú sabes bien lo intuitivos que pueden ser los niños/as... No se les escapa una, entre otras razones porque tienen todavía el alma muy transparente.
Sí, es diferente porque lo escribí dejando fluir las palabras sin control.
Un cariño mu enorme.

DianNa_ dijo...

Necesito un pararayos... a veces, veo...

Me gusta cuando te dejas llevar, te "veo más", gracias, Isabel

Besos con luces, amore :))

Isabel Huete dijo...

Bueno, si un pararrayos te resulta difícil encontrarlo, quizá con una "chichonera"... Jajaja.
Cariño, ya sabes que aquí me tienes para lo que quieras, incondicional.
Un beso luminoso, que no "rayoso".

jg riobò dijo...

De desastre en desastre, también de bondad en bondad.

FOTOLIA