Bitácora de Isabel Huete

SOLIDARIDAD CON HAITÍ

SOLIDARIDAD CON HAITÍ
PINCHA EN LA IMAGEN Y SI TE INTERESA MANDA TU COLABORACION A diointer@wanadoo.es (copia y pega la dirección de e-mail)

05 enero 2009

Israel o la cólera del Estado matón.

Fotografía extraída de la web de noticias de Yahoo.

Hubo un tiempo en el que sentí cierta compasión por los judíos, fue aquél en el que la historia de su exterminio por parte de los nazis era la herida que todavía no había cicatrizado en la conciencia de todo ser vivo hijo de buena madre. Es una historia de las que nunca se deben olvidar, al igual que la que marcó la guerra de Ruanda y las matanzas a machetazos de los tutsis o la de Bosnia y esa limpieza étnica en la que Mostar fue el ejemplo más sanguinario, y todas aquellas en las que la raza humana muestra su lado más irracional y violento hasta llenar nuestros corazones de espanto y vergüenza.

Pero una cosa es solidarizarse con todos los que han sufrido o sufren persecución, injusticias o vulneración de sus más elementales derechos como personas, y otra muy distinta que bajo el paraguas de su condición de víctimas se conviertan con total impunidad en verdugos de otros, amparándose en razones que antes ellos mismos denunciaron como sinrazones, retorciendo la legalidad internacional hasta extremos insoportables, haciéndola estallar como un insignificante petardo casero.

El matón es un ser que se identifica fácilmente: es prepotente, insolente, deslenguado, intolerante, despectivo, chulo, vanidoso y cree sabérselas todas. Casi siempre busca la gresca y se atreve sobre todo con los que sabe más débiles. Le gusta hacerse notar allá donde va y se rodea de un grupete que siempre está dispuesto a cumplir sus órdenes y a reírle las gracias groseras y chabacanas con tal de no perder su favor. El temor de los pequeños y el respeto de los grandes le hacen crecerse, y así pasa su vida enseñando los colmillos sin que nadie le haga frente. Si uno levanta la voz, él le da un puñetazo; si otro saca una navaja, él la pistola; si un tercero le lanza un cohete casero, él le envía a todo su ejército... Y eso después de haberlos acosado hasta la extenuación y quitado todo lo que tenían. Y el resto, los que miran, lloran y callan cobardemente.

El matonismo es una ciencia y el Estado de Israel su demostración empírica.

Pues eso: que Yhavé proteja a los palestinos.

Contra la injusticia, poesía.

10 comentarios:

Óliver S. G. dijo...

Sí que es una verdadera injusticia, aunque también he contestado más o menos lo mismo en otro blog: Una mujer que tuvo la suerte de tener pasaporte extranjero, pudo dejar Palestina. Además, se acercó a una cámara para preguntar, ¿dónde están los árabes? Eso me pregunto.

Teoría conspirativa: Mientras dependamos del petróleo, o el petróleo exista, los árabes necesitarán a los judíos para venderlo, y los judíos a los árabes para ganar dinero. Pero no hablo de los palestinos. Ellos han sido siempre los puteados. Dejados de la mano de los suyos, y del resto, que también somos parte de ellos, pese a quien pese.

Un saludo.

BIPOLAR dijo...

No sé en qué cadena de televisión estaba viendo imágenes espantosas, la presentadora ha dicho que han censurado un alto porcentaje por la barbarie que reflejan.

No puedo dejar de pensar en David y Goliat.

Cesc Fortuny i Fabré dijo...

Los gobiernos de Israel, perdieron los papeles hace tiempo.
Un abrazo Isabel.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Aunque sé que no debemos confundir a los gobernantes con la gente de a pie, en este caso es muy difícil, pero hay que hacer ese esfuerzo.
En este caso, Hamás es culpable y los palestinos deberían ver que su forma de actuar en los años pasados, que les ha hecho ganar las elecciones, se ha convertido en una trampa para todos.
El Gobierno israelí es culpable y, además, quienes han tomado estas decisiones deberían sentarse en un tribunal internacional. Ninguna democracia debe hacer esto. Ningún país debe justificar matanzas de civiles porque sean usados como escudos humanos. Ningún país debe entrar a sangre y fuego en una ciudad en la que la población está atrapada.
Además, todo esto huele a oportunismo: hay elecciones en Israel y con los muertos se ganan votos; ha habido elecciones en los EE.UU. y las dos partes se aprovechan del interregno y quieren alcanzar posiciones de fuerza ante Obana.
Mientras tanto, los muertos los pone la gente normal.

Clara dijo...

Nadie tiene derecho a sacar una navaja, aunque antes le hayan pegado una patada en la boca.
Ayer hablaba de esto justamente con mi madre.
=)

Merche Pallarés dijo...

Gracias, Isabel por tu post tan certero e inteligente, como siempre. A los matones hay que pararles los pies a nivel mundial, si no puede ser a través de nuestros gobiernos (al fin y al cabo supeditados a sus "amos" el poder sionista/anglo-americano/israelí) a nivel de la gente de a pie. Veremos si con la palabra y no con las armas (porque no las tenemos) podemos hacerlo. Espero que hayas leido mi post "Recordádnos" dónde doy VOZ a los palestinos tan largamente silenciados. Besotes, M.

DianNa_ dijo...

Esto es tan horrible que de verdad me aterroriza,no entiendo el poco valor que se le da a la vida, por intereses políticos o cualquier otra mierda.

Besos con todo mi cariño, pequeña

Sibyla dijo...

Es triste, muy triste todo lo que está ocurriendo, en ocasiones las víctimas se convierten en verdugos y viceversa...

Un fuerte abrazo querida Isabel, y que en este nuevo año recién estrenado, tengas muchas oportunidades de ser feliz!:)

PILAR dijo...

Me quedo tan triste, tan impotente, tan sin entender absolutamente nada, no puedo entender, o soy muy boba, o muy estúpida, o no sé qué, no puedo entender esa violencia, ninguna forma de violencia, contra algúien en razón de qué?? joder qué mundo este???
contra la injusticia, poesía, de verdad que sí.
Besitos, huetecilla.

El Tipo de la Gorra Roja dijo...

ni los propios judíos saben por que lo están haciendo. toda la vida yendo de victimas y mira ahora...no entiendo como un pueblo con una sabidurá tan profunda como la judía es capaz de hacer algo asi. El sionista...no es n buen judío.

Por otro lado, aun no he abandonado las italias, he abandonado las españas para retornar a tierras de apeninos.
UN beso enorme y feliz año!

FOTOLIA