Bitácora de Isabel Huete

SOLIDARIDAD CON HAITÍ

SOLIDARIDAD CON HAITÍ
PINCHA EN LA IMAGEN Y SI TE INTERESA MANDA TU COLABORACION A diointer@wanadoo.es (copia y pega la dirección de e-mail)

19 enero 2009

¿Quién puede matar a un niño?

Hospital de Gaza

El título de la película de Narciso Ibáñez Serrador me ha venido a la cabeza al recibir ésta y otras fotografías que sobre el conflicto de Gaza me han enviado por e-mail, todas relacionadas con niños. Sé que su crudeza no ayuda a mantener la serenidad pero me agarro precisamente a ellas para que no se me olvide nunca que todo conflicto armado es un error de enormes proporciones, que nadie tiene derecho, sean cuales sean sus razones, a decidir sobre la vida de nadie; ni los animales más salvajes cometen con los de su misma especie las atrocidades que cometemos nosotros, los supuestamente racionales y civilizados. Me da lo mismo que este niño sea un habitante de Gaza o viva en Kenia, o en Bosnia: nadie debería tener que sufrir los horrores de una guerra pero sobre todo ningún niño debería ser asesinado en ningún lugar del mundo. Todos, de alguna manera, somos culpables de la sinrazón.


Y lo peor es la impotencia de no poder parar tamaño despropósito.

Los niños son poesía.


13 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Desgraciadamente, la historia de la Humanidad está llena de niños muertos: por las guerras, por la violencia de las calles, por la violencia doméstica, por el hambre, por la miseria, por la enfermedad que podría solucionarse con poco dinero. El número de esas muertes y lo fácil que sería erradicarlas, cae sobre todos nosotros, no sólo sobre los políticos israelíes que han ordenado el crimen y que deben ser juzgados por tribunales internacionales.
Algunos queréis que sea optimista con esta especie. No puedo: lo soy con algunos individuos, no con nuestra historia pasada, presente y futura.

Merche Pallarés dijo...

¡Qué fotos desgarradoras! No tengo palabras para describir este horror... Besotes, M.

DianNa_ dijo...

Yo, Isabel, no tengo palabras para describir que siento, sólo tengo ganas de llorar.

Y si la culpa es de todos que alguien que lo sepa, nos diga que hacer para que todo esto se acabe.
Hay punto de retorno o los humanos hemos mutado en... ¿bestias?
No sé, me siento muy mal, impotente.

Besos, con todo mi cariño, nena.

Donce dijo...

Ufffff, qué duras son!! No entiendo cómo ésto no se para de alguna forma. Bueno, aunque para ello están en Egipto, no? para hacer un apaño.

La otra noche al cruzar hacia mi autobús de Cibeles, me encontré de bruces con una manifestación (pequeñísima) de Amnistía Internacional -yo si no me las encuentro, nunca me entero de ná-
pedían respeto hacia la población civil.
Me quedé solo un ratillo (qué puerca espín soy) pero algo es algo... y me acordé de ti, como vives cerca... pensé: lo mismo está aquí!.

Un besito

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Coincido con Pedro, Isabel, la humanidad no tiene perdón ni en su historia pasada, ni en la presente ni probablemente en la futura....

Un abrazo, guapa

Marian

Georgia dijo...

Me he quedado perpleja ante la crudeza de las fotos...te acompaño en tu voz, en la necesidad de decir basta, y si debe ser a punta de poesía...debemos parir cada verso con la sensibilidad y la fuerza de quien toca un alma...o salva un niño

un abrazo...desgarrado y conmovido

Rosa dijo...

Tremendas imágines!.....
Impotencia!, es lo que la mayoría sentimos,ante esta barbarie.

Saludos.

BIPOLAR dijo...

No puedo sentirme orgullosa de mi especie. Es imposible.

Merche Pallarés dijo...

Entre todos tenemos que lograr que el gobierno sionista de Israel sea juzgado en el Tribunal Internacional de La Haya para pagar por todos sus crimenes de guerra. Tengo entendido que varias organizaciones están levantando pleitos y hasta judios dentro de Israel. Besotes, M.

Cesc Fortuny i Fabré dijo...

Estoy hasta las narices de sentir los remordimientos que estos asesinos no sienten. Los culpables son unos seres despreciables, pero muy concretos.

No lloro, pero mi tinta es negra.

Un beso.

Pilar dijo...

Terrible.
Terrible.
No sé quien lo dijo, pero por ser positiva trato de recordarlo muchas veces. El ser humano puede llegar a hacer las cosas más maravillosas y más terribles.
¡¡¡¡Dios!!!! Hoy quiero quedarme con las maravillosas.
Te mando un beso muy fuerte, corazón.

jg riobò dijo...

Una muesca más en el horror de la humanidad.

Fermín Gámez dijo...

¿Son fotografías o son cadenas perpetuas sobre la Humanidad?

Cuando veo imágenes como éstas, pienso que el ser humano ha perdido el rumbo de lo que es o debe ser.

FOTOLIA