Bitácora de Isabel Huete

SOLIDARIDAD CON HAITÍ

SOLIDARIDAD CON HAITÍ
PINCHA EN LA IMAGEN Y SI TE INTERESA MANDA TU COLABORACION A diointer@wanadoo.es (copia y pega la dirección de e-mail)

07 marzo 2010

8 de Marzo: Las mujeres no necesitamos encontrar trabajo sino empleo.

 Pinturas de Steve Hanks (EE.UU. 1949)
"Esperando el tren de la igualdad" sería el título que yo pondría a estas dos imágenes complementarias que me parecen muy hermosas.

La frase del título no es mía sino de una mujer sindicalista a la que escuché el jueves pasado en un acto conmemorativo del 8 de Marzo. Tampoco sé si la frase es suya pero en todo caso me pareció real como la vida misma: todavía las mujeres practicamos la doble jornada laboral (y no lo digo precisamente por mí): la que conlleva el cuidado de la casa y de los hijos y la que desempeñamos en nuestro trabajo fuera de casa. Cierto es que cada vez más hombres se suman a las tareas caseras pero es un porcentaje tan nimio que casi no vale la pena citarlo, sin dejar por ello de reconocer la actitud positiva y corresponsable de quienes sí lo hacen.
  • El porcentaje de mujeres que cobran menos salario por realizar el mismo trabajo que los hombres sigue siendo abrumador. En el conjunto de la Unión Europea, la brecha salarial se sitúa en un 17% mientras que en España alcanza el 25,6% según el INE.
  • En los primeros colectivos que se piensa a la hora de recortar salarios, jornada y derechos es en los de las mujeres y de los jóvenes. A las mujeres y a los jóvenes se les intenta cada vez más relegar a un guetto laboral por parte de los empresarios.
  • Mientras que en lo legislativo cada vez se avanza más en la igualdad, en el campo laboral, sobre todo en épocas de vacas flacas, se vuelve a la discriminación y a la desigualdad contractual.
  • A pesar de ir avanzando, persiste de forma flagrante la desigualdad de oportunidades a la hora de acceder a puesto de dirección a pesar de poseer los mismos méritos y capacidad que los hombres. La posible maternidad de las mujeres es un obstáculo a la hora de los ascensos o de la ocupación de puestos de mayor responsabilidad.
  • El acoso sexual en el trabajo y el acoso laboral (mobbing) se ceba mayoritariamente en las mujeres, quizá porque los acosadores las consideran más vulnerables y menos predispuestas a presentar denuncias, entre otras razones porque tienen más necesidad de mantener el empleo, que casi siempre es precario.
  • El porcentaje de mujeres tituladas universitarias ha superado desde hace años el de los hombres pero siguen siendo las que más dificultades encuentran a la hora de conseguir un trabajo cualificado y acorde a sus estudios.
En definitiva: que el argumentario podría ser interminable, más aún si entrara a enumerar los gravísimos problemas a los que tienen que hacer frente las mujeres en general (no sólo las del llamado "primer mundo") en lo que se refiere a violencia machista, explotación sexual, trata de blancas, violaciones en los conflictos armados, invisibilidad en algunas culturas y religiones, ablación, pederastia, etc., etc.

Es por todo esto por lo que yo no dejo de conmemorar cada 8 de Marzo como un día en el que las mujeres reivindicamos de forma más notoria que el resto de los días del año todos esos derechos que nos llevan conculcando desde tiempo inmemorial, sobre todo desde que las religiones decidieron convertir a las mujeres en apéndices de los hombres y los gobiernos  (y la sociedad en general) en ciudadanas de segunda categoría.

La lucha ha ido dando sus frutos, sin duda alguna, pero no podemos conformarnos con ello porque la discriminación sigue estando presente en todos los ámbitos y deberá llegar un día en el que en vez de estar navegando constantemente a contracorriente, por fin lo hagamos con el viento a favor.

SOBRE TODO, NO DEJEMOS QUE NOS CALLEN.

Mujeres, igualdad y poesía.

14 comentarios:

BIPOLAR dijo...

preciosas imágenes Isabel
este tren que esperamos tiene un retraso importante y no sé si alguna vez llegará a tiempo.

el texto pasaré a leerlo más tarde.

por cierto que esto de la independencia de la mujer, no sé qué cuento chino es. menuda bola.

Cornelivs dijo...

Privatizado mi blog y enviada mi intivación, querida amiga. Has de aceptar para visualizar. Si no la recibes en un ratito, hazmelo saber y te la envio de nuevo.

Besos...!

Balovega dijo...

HOla...

Quiero felicitar a todas las mujeres por ser luchadoras y trabajadoras.

Un saludo

Marina dijo...

Hola querida y hermosa mujer. Yo educo a mis almnos en la igualdad, pero es complicado porque se les dan mensajes contradictorios, sobre todo cuando se enfrentan a la realidad. Las chicas tienen que ser mucho más listas y tenr más títulos si quieren acceder a un puesto de trabajo para el que están perfectamente cualificadas...¿qué voy a contar que no sepan?. pero yo no dejo mi empeño de educar y educar...algo quedara, digo yo.

Besos enana de mis amores.

Freddy dijo...

Por siglos las mujeres parecieron no tener voz ni rostro, como si vinieran "del planeta del silencio", decía una activista mexicana.

Que bueno que eso cambia, poco a poco, con paso lento, pero ahí va. Y esos cambios, los paulatinos, los cualitativos, certeros, son los más grandes.

Yo quiero vivir un mundo donde las mujeres conduzcan con toda la fuerza y magia que poseen, pues las mujeres son las madres de la creatividad, tienen las alas que les permite volar hacia el infinito del deseo y la imaginación, decía otra intelectual que no recuerdo, pero coincido plenamente con ella, jeje.

Que todos los días sea día de la mujer.

Te mando pues un abrazo enorme con mucho cariño, y tantos besos Isabel.

Mañana tengo al fin la cita con el médico del ojo, te aviso que dice.

Freddy

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Una lucha que debe continuar porque las tendencias siempre son las contrarias.
Besos.

Filoabpuerto dijo...

Hay que continuar, sí, para seguir trabajando por la igualdad (en algunos países apenas incipiente)y por la humanización de las sociedades

Un abrazo

Merce

Merche Pallarés dijo...

Esos cuadros hiperrealistas son maravillosos. Desprenden tanto: melancolía, soledad, esperanza, fe en el ser humano, ilusión juvenil al empezar una nueva vida... Me siento identificada. ¡Cuántas veces, en mi vida nómada, me he sentido así! Esperando al tren de la vida. Besotes, M.

Roger Rivero dijo...

Isabel, felicidades en este día emblemático, y me suscribo a los deseos de muchos por una igualdad plena y sin condiciones. Un abrazo fuerte, Roger

El Ente dijo...

hay que seguir, siempre hay que continuar, porque todos somos iguales...

un beso enorme hermosa!!!!

mojadopapel dijo...

¡Nos temen Isabel!, ¡nos temen!... está claro.

Neogeminis dijo...

Muy buena manera de recordar los puntos flojos que nuestras sociedades tienen aún respecto a la igualdad de género.
Las imágenes, bellísimas!


un abrazo!

SILVIA dijo...

Y no nos callarán corazona mía!!! Mientras haya en el mundo mujeres como tu, dispuestas a luchar, jamás nos callarán.
besazos y felíz día!!!!!!!!!

Montserrat Sala dijo...

Llevo tantos años explicando lo que significa para una mujer, hacer doble i triple jornada de trabajo, que no me he muerto en el intento, pero..casi!!!
Las fotos que adornan tu entrada son estupendas, pero no nos engañemos, todo va a seguir igual. Y lo digo con mucho pesar. Besos.

FOTOLIA