Bitácora de Isabel Huete

SOLIDARIDAD CON HAITÍ

SOLIDARIDAD CON HAITÍ
PINCHA EN LA IMAGEN Y SI TE INTERESA MANDA TU COLABORACION A diointer@wanadoo.es (copia y pega la dirección de e-mail)

10 diciembre 2007

Hay días...



Esta imagen, tomada en un festival nocturno para jóvenes en Guadalajara (México) me sirve hoy para iniciar esta entrada.
Y es que hay días que interiormente me siento más agusto entre las sombras que entre las luces y tengo una cierta necesidad de volverme transparente, para no ser detectada. Son cortos espacios de tiempo en los que necesito cierta interiorización, esconderme del ruido de las gentes (malas fechas éstas para ello), encoger el cuerpo para alcanzar la postura fetal, inundar mi mente de mis propios fluidos y olerme el alma y aspirarla hasta no sentir nada. Sólo silencio. Sólo paz interior.
Y es que nunca he dejado de tener ciertos "ataques" de misantropía, incluso me parecen necesarios siempre que se disfruten a pequeños tragos, sin llegar a "colocarse". Suele ocurrirme después de periodos de gran actividad en los que, inevitablemente, he tenido que derrochar mucha energía para lucirme en sociedad, para vencer ciertos miedos y vender mis capacidades, para demostrar y demostrarme que puedo alcanzar lo que me propongo. No busco beneficio, sólo encontrar un elemento más, cualquier pieza perdida en algún momento de mi vida que me ayude a completar el puzzle de lo que soy. Poco a poco voy consiguiéndolo, aunque he de reconocer que por mi forma de vivir y de sentir el trabajo se vuelve tremendamente complicado. Pero no cejo, y no lo hago porque al fin y al cabo vivir es eso: ir haciéndose, componiéndose, día a día, alimentarse de lo que nos regalan los sentidos.
Pero es que la vida también agota a veces, más cuando se vive intensamente, cuando no quieres dejar pasar ni un segundo sin empaparte de todo, sin absorber todos los instantes por muy banales que puedan parecer, para después cargarlo todo en la mochila y llevártelo, porque ya lo vivido forma parte de ti. Y cuanto más acumulas, más pesa todo, y hay que parar un rato y descansar. Poner la mente en ti y dejar que el cuerpo flote, levite. Soñar en la nada.
Transparencia y poesía.

FOTOLIA